Propone Corral que impuesto a bebidas azucaradas se destine a dotar de agua potable al país

Javier_Corral_Senador

Javier Corral avaló un punto de acuerdo en el que se propone aumentar el monto del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas azucaradas, de 10% a 20 %, e invertir la totalidad de los recursos recaudados por este concepto para implementar programas de prevención de la obesidad, y garantizar el acceso al agua potable en zonas rurales, escuelas y espacios públicos.

En la propuesta se establece la necesidad de aumentar el acceso al agua potable de libre demanda para poder contrarrestar el consumo de bebidas azucaradas y así disminuir la ingesta tan alta de estas bebidas en el país, ya que los mexicanos se han convertido en los mayores consumidores de refrescos en el mundo, además de ser una de las poblaciones con mayores índices de obesidad y diabetes.

También firman el punto de acuerdo los senadores Marcela Torres Peimbert y Zoé Robledo Aburto, a través del cual exhortan a la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados a reformular la propuesta del IEPS a las bebidas azucaradas, planteada en la reforma hacendaria que presentó el titular del Ejecutivo Federal el 8 de septiembre de 2013.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud en Escolares 2008, solamente 55.9% de las primarias y 60.6% de las secundarias a nivel nacional cuentan con agua para beber de manera gratuita (ya sea en bebederos o en garrafones), por lo que impera la necesidad de promover una alimentación correcta dentro del ambiente escolar, con el propósito de disminuir los factores de riesgo que inciden en la malnutrición de los estudiantes. “Esta misma encuesta presenta una serie de recomendaciones entre las que resalta la necesidad de garantizar la existencia de bebederos o disposición de agua potable gratuita en los planteles escolares, para fomentar la disminución en el consumo de bebidas azucaradas y refrescos”.

Los recursos obtenidos por este impuesto, que se estiman en aproximadamente $12 mil millones de pesos, serán utilizados para la implementación de programas de prevención de la obesidad, especialmente para garantizar el acceso al agua potable en la población más pobre, en las escuelas y espacios públicos.

El legislador chihuahuense aseveró que un elemento clave en el combate a la obesidad es la promoción de políticas públicas integrales y multifactoriales que protejan el derecho a la salud y a la alimentación de la población, en donde las medidas fiscales juegan un rol imprescindible para desincentivar el consumo de productos nocivos para la salud, al mismo tiempo que permiten obtener recursos para combatir los daños relacionados.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), México ocupa actualmente el segundo lugar en obesidad a nivel mundial (32.15%), después de los Estados Unidos, y el primer lugar en mujeres (alrededor de 37.5%). Asimismo, de acuerdo a cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el país se encuentra entre los primeros lugares en obesidad infantil a nivel mundial (14.6%).

Comentarios con Facebook