Realizan protestas en Rusia de apoyo a activistas de Greenpeace

protestas grren peace en rusia

Moscú, 5 oct (PL) Ecologistas realizaron hoy protestas en varias ciudades rusas en contra del arresto de la tripulación del barco Arctic Sunrice, de Greenpeace, acusada de piratería por la justicia local, tras el asalto de una plataforma petrolera en el mar de Pechora.

Cientos de personas participaron en mítines convocados por la filial rusa de la organización ambientalista Greenpeace, en Moscú, San Petersburgo, Omsk y en Múrmansk, donde 30 activistas esperan el fallo judicial en prisión preventiva por dos meses.

Las demostraciones coincidieron con una jornada mundial en apoyo a los tripulantes del Arctic Sunrice que tuvo lugar este sábado en 80 ciudades, comentó la representante de prensa de la filial rusa Tatiana Vasilieva.

En la semana recién concluida, el Comité de Investigación de Rusia presentó cargos por piratería contra los 30 activistas detenidos, luego del intento de ocupación de la plataforma Prirazlómnaya, de la compañía rusa Gazprom, en protesta por la extracción de hidrocarburos en la región del Artico.

De acuerdo con la versión oficial, al menos dos ecologistas lograron evadir la persecución de los guardacostas y unidades especiales, y escalaron con cuerdas las torres de la instalación flotante, con la intención de permanecer varios días.

Ante las críticas de varios países europeos, la Cancillería emitió una nota en la que aclara que reclamó en repetidas oportunidades a las autoridades de Holanda frenar las acciones ilegales del buque Arctic Sunrise.

Moscú, en ese sentido tiene más preguntas a los Países Bajos, indicó el viceministro de Exteriores Alexéi Meshkov, quien calificó el caso como provocación.

Las autoridades de Amsterdam iniciaron el viernes un proceso de arbitraje internacional contra Rusia por el incidente con los ecologistas.

Entre los tripulantes hay dos rusos y ciudadanos de 19 países, entre ellos, Argentina, Brasil, Finlandia, Holanda, Nueva Zelandia, Suecia, Reino Unido y Ucrania.

Greenpeace insiste en la ilegalidad y la falta de argumentos de la acusación por piratería, y negó hechos criminales en el acto de protesta ambientalista.

Al intervenir recientemente en el tercer foro sobre el Artico, el presidente ruso, Vladimir Putin, comentó que no tenía todos los detalles de los hechos, y que los activistas de Greenpeace no eran piratas, pero violaron el derecho internacional, al intentar asaltar la plataforma.

Comentarios con Facebook