¿A QUIEN BENEFICIA EL VANDALISMO?

Ya casi estamos acostumbrados. Durante varios años los noticiarios han estado llenos de violencia, destrucción y muerte. La guerra contra el narcotráfico ha arrojado decenas de miles de cadáveres horriblemente mutilados. Los huracanes han cobrado su cuota anual de vidas y bienes materiales entre los más pobres del país.

El desempleo ha reducido el consumo interno, en un círculo perverso, hasta casi paralizar la producción industrial y agrícola. El crecimiento de la pobreza general es tan grande como el de la riqueza del puñado de políticos y magnates entronizados en las esferas del poder. La privatización y el abandono de los servicios sociales de seguridad, medicina, educación y cultura agrandan y profundizan las diferencias de clase.

En todos los sentidos, y durante varias décadas, las acciones gubernamentales han sido desastrosas. Contrario a lo que afirma la propaganda oficial, vivimos una profunda recesión económica sin visos de solución. En lugar de implementar medidas e invertir recursos en actividades productivas, generadoras de empleos y bienestar, se ha optado por la compra de armas y equipos militares no destinados a la defensa nacional sino para la represión y sometimiento de los mexicanos inconformes. Los responsables se muestran orgullosos de sus exitosas tácticas de intimidación hacia la población inerme mientras permanecen estúpidamente paralizados frente a los desastres naturales y la delincuencia organizada.

En tan terrible escenario, sobran razones para el descontento y las protestas populares, algunas de ellas degenerando en disturbios callejeros. La mayoría de los medios masivos de comunicación se solaza en exhibir escenas, previamente seleccionadas, en que aparecen personajes enmascarados y violentos atacando a las arrinconadas y medrosas tropas encargadas de combatirlos. Por supuesto, la mayoría de lectores y televidentes no tienen acceso a las escenas en que otras personas son brutalmente agredidas, golpeadas y encarceladas por la soldadesca, uniformada o vestida de civil, con absoluto desprecio por los derechos humanos.

El resultado de toda esa alharaca periodística es un rechazo generalizado hacia los pocos grupos que se atreven a reclamar por hechos y situaciones que a todos nos dañan. La propaganda falaz logra que el vulgo se confunda.

Pero, ¿Quiénes son esos vándalos agresivos y destructores que provocan el desprestigio de movimientos sociales dignos de admiración y apoyo? ¿Quién los administra, entrena y provee? ¿Por qué conviven amistosamente, antes y después de los disturbios, con la tropa uniformada? ¿Por qué, a pesar de muchas fotografías y videos en las redes sociales, no son detenidos y sus nombres divulgados? ¿Son el batallón Olimpia y los Halcones?

One thought on “¿A QUIEN BENEFICIA EL VANDALISMO?

  1. Pedro Córdova Casanova

    Creo que ya desde hace muchas décadas el vandalismo hizo su aparición, para quedarse… desde la Huelga de Nueva Rosita, la represión de Los Copreros de Guerrero en la década de los 60´, el asesinato de los dirigentes sociales; de 1964 a 1974, la lucha por la autonomía universitaria, de la insurgencia magisterial que sigue desde la década de los años 70´ hasta la actualidad; pasando por el 68 con los estudiantes, después en La Masacre del jueves de Corpus (El Halconazo) el asesinato a diario de periodistas e investigadores con el móvil de robarlos, el ataque a Carmen Aristigui. Y lo último es el uso del coche water o cañón de agua que se usó para el desalojo de los maestros del zócalo; qué sigue. Acaso, la quema de libros, cierre de editoriales, clausura de revistas y periódicos, y la condena a los espectáculos de toda índole. Todo ello con el pretexto de “eliminar a neo- anarquistas” que en todos los acontecimientos antes mencionados hicieron su aparición. Como muestra un botón “los 1500 esquiroles que contrataron los patrones en Nueva Rosita o Los Halcones en el jueves de corpus”
    Qué sucede o qué esta sucediendo. Lo que sucede con los maestros que se manifiestan en la mal llamada Reforma Educativa que debiera llamarse “Reforma Laboral del Magisterio” es el ensayo de lo que viene, de la represión y de la imposición de leyes en contra de la población, de la Reforma Energética. No es raro en una coyuntura en que se ha golpeado a otros movimientos sociales del país en la última década. Es una escalada y son ensayos que se pueden aplicar en todo el país.
    Cuál fue la estrategia aplicada a los Mineros de Nueva Rosita. La estrategia fue primero: reprimirlos en el Deportivo 18 de marzo y agotarlos hacer que se murieran de hambre, ellos y sus familias, cansarlos y negar espacios del diálogo. En momentos como estos. Se mantiene mano dura en la respuesta que se da a los movimientos sociales y las necesidades de la gente.
    Por eso en las reuniones de los maestros y autoridades han servido por parte de las autoridades, solo para tirar lodo al ventilador y, hacer como que se dialoga mientras se prepara la represión

Deja tu comentario