Desempleo y corrupción a la cabeza de desvelos de españoles

bandera de españa

Madrid, 7 oct (PL) El desempleo y la corrupción se mantuvieron, en ese orden, como los dos mayores desvelos de la sociedad española, reveló hoy el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en su tradicional barómetro mensual.

De acuerdo con el CIS, esa lacra permaneció en septiembre (en agosto no se realizó la encuesta) en el segundo puesto de las preocupaciones, al ser mencionada por el 37,1 por ciento de los encuestados, apenas tres décimas menos respecto a julio.

El desempleo, que afecta al 26,2 por ciento de la población económicamente activa (casi seis millones de personas), es citado como un problema por el 77,3 por ciento de los entrevistados, frente al 80,9 por ciento que lo mencionaba en el barómetro anterior.

Los problemas de índole económica continúan anclados en la tercera posición de los desasosiegos, aunque suben del 32 al 32,5 por ciento, mientras que la preocupación por los políticos y sus partidos aumenta al 28,2 por ciento, desde el 27,6 por ciento del estudio precedente.

En la lista de cuestiones que quitan el sueño a los españoles se disparan también las alarmas por la sanidad, en el quinto lugar de las inquietudes con el 10,6 por ciento (10,2 por ciento en julio), seguida de la educación, que pasa del 8,8 al 9,6 por ciento.

Las dificultades de carácter social, agravadas por los duros recortes en el gasto público aplicados por el gobierno conservador de Mariano Rajoy, se mantienen en el séptimo puesto, con un 5,3 por ciento, porcentaje similar al de dos meses atrás.

La muestra, realizada entre el 3 y el 12 de septiembre, refleja que los bancos dejaron de estar entre los principales desvelos.

Su lugar, octavo en una lista de 34, lo ocupan precisamente los recortes, señalados por el 4,6 por ciento de los consultados, frente al 3,8 por ciento de julio.

Según el CIS, los españoles siguen instalados en el pesimismo ante la actual situación, pues más de la mitad de la población cree que económicamente el país está peor que hace un año y el 80 por ciento sostiene que el contexto político es malo o muy malo.

El 85 por ciento de los ciudadanos califican también de mala o muy mala la coyuntura económica. En cambio, la tachan de regular algo más del 12 por ciento y de buena solo el 1,1 por ciento.

Comentarios con Facebook