Obama dispuesto a discutir con republicanos crisis presupuestaria

U.S. President Barack Obama during a news conference at the White House in Washington

Washington, 7 oct (PL) El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo hoy que está dispuesto a discutir con los republicanos el presupuesto gubernamental con tal de poner fin al cierre parcial que afecta al gobierno desde el pasado 1 de octubre.

Aunque insistió que una condición innegociable previa es que los republicanos desbloqueen el presupuesto y la negociación del techo de la deuda, actualmente en los 16,7 billones de dólares.

Obama respondió así a las aseveraciones del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien prometió el domingo no elevar el techo de deuda nacional si antes no se producía una “conversación seria” sobre lo que, a su juicio, es la causa del fenómeno.

Los demócratas estiman que es irresponsable e imprudente aumentar el riesgo de que el país entre en una moratoria de pagos por posiciones semejantes.

El gobernante pidió acabar con esta incertidumbre y que los republicanos voten el financiamiento para sacar a la administración federal de esta parálisis, conocida como shutdown, además que se otorguen los fondos para elevar el techo de la deuda antes del 17 de octubre.

Obama recordó que un eventual default tendría consecuencias catastróficas para la economía estadounidense.

Estoy convencido que en la Cámara (baja), entre demócratas y republicanos, hay votos suficientes para terminar con el cierre del Estado Federal, advirtió. Los republicanos conservadores en la Cámara de Representantes se han resistido a la financiación del gobierno para el año fiscal en curso hasta obtener concesiones de Obama que retrasaran un año más la entrada en vigor de ley de salud promulgada por él en 2010.

La más reciente confrontación sobre el techo de la deuda, en agosto de 2011, terminó con un acuerdo después de 11 horas bajo la presión de una eventual catástrofe económica si no se lograba un pacto.

Por lo tanto, una resolución similar de última hora sigue siendo una posibilidad en esta ocasión.

Durante el fin de semana ni republicanos ni demócratas ofrecieron señal alguna de acuerdo inminente ya sobre el shutdown o el tope de la deuda, lo que sí ambos se culpan los unos a los otros del callejón sin salida.

Comentarios con Facebook