Rechazan comunistas indhues cooperación militar con Estados Unidos

Partido Comunista de la India

Nueva Delhi, 7 oct (PL) El Partido Comunista de la India (Marxista) rechazó hoy los planes del gobierno de fortalecer la cooperación militar con Estados Unidos por considerarlos lesivos a los más altos intereses del país.

En un comunicado emitido hoy aquí, el Buró Político de la organización apuntó que ese fue uno de los acuerdos plasmados en la declaración conjunta que siguió a las recientes conversaciones entre el primer ministro Manmohan Singh y el presidente Barack Obama en Washington.

Los pasos para profundizar la cooperación en defensa incluyen la compra de más armas de Estados Unidos y la producción conjunta de armamentos, indicó.

Esto abrirá el camino para que las empresas de armamento estadounidenses establezcan compañías conjuntas en India, lo cual -denunció- tiene la clara intención de convertir al país en un aliado cercano de Estados Unidos.

Los comunistas indios recalcaron estar en contra de tan estrecha colaboración militar con Estados Unidos porque “afectará negativamente la soberanía nacional, la realización de una política exterior independiente y el ejercicio de nuestra autonomía estratégica”.

Hace unos meses, un alto funcionario del Departamento de Estado declaró que aunque la venta de armas a la India había experimentado “enormes progresos”, la industria bélica norteamericana aún podía ganar miles de millones de dólares adicionales.

Las ventas de equipamiento militar a la India aumentaron de casi cero en el 2008 a unos ocho mil millones de dólares, suma que puede crecer considerablemente en los próximos dos años, dijo Andrew Shapiro, secretario de Estado adjunto para asuntos político-militares.

Shapiro apuntó que las gestiones encabezadas por el subsecretario de Defensa Ashton Carter, quien estuvo poco antes en Nueva Delhi, debían conducir a “un ritmo cada vez mayor del comercio militar” entre ambos países.

El complejo militar-industrial estadounidense está ansioso por aumentar su catálogo de ventas a la India, el mayor importador mundial de armas, sobre todo por el decrecimiento de sus ingresos después de una década de bonanza impulsada por las guerras en Irak y Afganistán.

La nación surasiática planea gastar alrededor de 100 mil millones de dólares durante la próxima década a fin de modernizar su armamento, una buena parte del cual lo compró a la antigua Unión Soviética.

Rusia continúa siendo su principal suministrador de armas.

Comentarios con Facebook