Reforma Energética debe modernizar a Pemex sin privatizarla: PRD

pemex-golfo de mexico
Coinciden ponentes en que Petróleos Mexicanos puede crecer sin modificar la Constitución

La izquierda mexicana propone una reforma energética sin privatización, es decir, sin modificaciones a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución, pero que sea modernizadora, señaló el coordinador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en el Senado de la República, Miguel Barbosa Huerta, al inaugurar el foro El Debate Público de la Reforma Energética.

“La izquierda mexicana ha planteado de manera muy clara su propuesta sobre reforma energética. Para nosotros una reforma energética es la que se resume a partir de la modernización de Pemex sin su privatización”, comentó al dar la bienvenida a los especialistas del foro realizado en la vieja casona de Xicoténcatl.

La reforma petrolera debe ser de fondo y terminar con la corrupción que existe en la administración de Pemex y en su sindicato, puntualizó el doctor Lorenzo Meyer, en su participación en la mesa denominada Propiedad de la nación sobre los hidrocarburos y rectoría del Estado sobre la industria energética mexicana.

El historiador por el Colegio de México aseguró que en la iniciativa presentada por el Gobierno federal no se contempla la erradicación de la corrupción.

Dijo que se debe pugnar porque la propiedad del hidrocarburo continúe en manos de los mexicanos, como un tema político, que demuestre que fuimos capaces de desarrollar una industria petrolera boyante por varias décadas; y se puede hacer de nuevo sin la necesidad de entregárselo a empresas extranjeras.

Lorenzo Meyer señaló que con la enorme corrupción que existe actualmente, no habrá manera de controlar a los “monstruos del capital privado”, una vez que Pemex se abra a la inversión privada. “¿De dónde saldrá el nuevo (Lázaro) Cárdenas que los va a controlar?”, dijo.

En su turno, el ex Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, señaló que no existe una ruta crítica que explique que habrá más allá de la reforma energética, lo que a la larga traerá consecuencias como las vividas por Rusia cuando se abrió a la inversión extranjera.

Explicó que ante la incertidumbre porque la iniciativa propuesta por el Gobierno federal no garantiza la mínima transparencia, las condiciones actuales propiciarán “grandes fortunas e inmensa corrupción”, como en la ex Unión Soviética de Boris Yeltsin, señaló.

Asimismo, exhortó a la Cámara de Senadores para que cuanto antes legisle en torno a la reglamentación de las consultas populares vinculatorias, previstas en la ley desde agosto de 2012; y se realice una antes de aprobar cualquier reforma energética.

En su turno, la maestra Ifigenia Martínez coincidió en que la propiedad del petróleo es un derecho constitucional imprescriptible de los mexicanos. “El país no debe tener duda, el petróleo debe ser, antes que nada, para satisfacer los requerimientos energéticos y petroquímicos de la economía nacional”.

Dijo que el petróleo debe defenderse como un sector estratégico, propiedad de la nación y no del Gobierno federal. “No puede haber otro destino para la renta petrolera, más que la inversión pública; so pena de violar el espíritu del artículo 27 de la Constitución, y empobreciendo a la nación”, enfatizó.

Finalmente, Porfirio Muñoz Ledo dijo que los foros realizados por la izquierda son necesarios para contrarrestar la influencia del Gobierno federal y la utilización de todo el aparato mediático para difundir “falsedades y verdades a medias”.

Con la reforma energética, el país corre el riesgo de transferir su renta petrolera a las empresas extranjeras, por el sólo hecho de que con los contratos compartidos, propuestos por el titular del Ejecutivo, se pueden registrar y cotizar en la Bolsa de Valores.

Por lo que propuso, además de una consulta popular vinculante, la creación de un frente único para la defensa del petróleo, así como la elaboración de un plan energético nacional.

A la inauguración del Debate Público de la Reforma Energética acudieron también los senadores: Alejandro Encinas, Benjamín Robles, Dolores Padierna y Armando Ríos Piter, Isidro Pedraza Chávez, Manuel Camacho Solís, Luis Sánchez. Jiménez, Rabindranath Salazar Solorio. También el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano; y el presidente de la Mesa Directiva del Senado, el senador Raúl Cervantes.

 

Comentarios con Facebook