Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Bebés de madres fumadoras desarrollan cerebros más pequeños

tabaquismo

Londres, 8 oct (PL) Los bebés de madres fumadoras durante el embarazo corren mayores riesgos de desarrollar cerebros más pequeños, así como padecer estrés y ansiedad, según una investigación publicada en la revista Neuropsychopharmacology.

El doctor Hanan El Marroun, del Centro Médico Erasmus en Rotterdam, y sus colegas evaluaron el cerebro y el funcionamiento emocional de niños entre seis y ocho años de edad cuyas madres fumaron hasta nueve cigarrillos al día en el embarazo, aunque algunas detuvieron ese hábito cuando descubrieron estar embarazadas.

De acuerdo con el estudio, la exposición prenatal al tabaco puede tener efectos a largo plazo sobre la salud mental de los infantes.

Los investigadores sospechan que el tabaco afecta el desarrollo cerebral de los bebés, al destruir neuronas y reducir el oxígeno que recibe el feto por el estrechamiento de los vasos sanguíneos.

Hijos de mujeres que fumaron durante el embarazo tienen más probabilidades de llegar a ser personas con mal humor o padecer depresión, advierten los científicos.

Asimismo, la probabilidad de que un niño nazca con deformaciones en sus extremidades a causa de una madre fumadora es mayor del 26 por ciento, o que padezca de labio leporino o paladar hendido es 28 por ciento más probable.

Del mismo modo, el riesgo de tener un pie zambo es 28 por ciento mayor, y los problemas gastrointestinales tienen 27 por ciento más de posibilidades. Mientras los defectos en el cráneo son 33 por ciento más probables, y los oculares 25 por ciento más comunes.

Marroun recordó que el tabaquismo puede causar problemas graves de salud, como las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Fumar en el embarazo se relaciona con abortos espontáneos, reducción del crecimiento y el síndrome de muerte súbita del lactante, agregó.

Para el especialista, la exposición prenatal al tabaco se asocia con problemas conductuales y cognitivos durante la infancia y la adolescencia, y se acumulan pruebas de que está relacionada con trastornos psiquiátricos y la mortalidad desde la niñez a la edad adulta.

Comentarios con Facebook