Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Café y té podrían contribuir a un hígado sano

infusion

Washington, 8 oct (PL) Una dosis adecuada de cafeína podría mitigar la enfermedad del hígado graso no alcohólico, concluyeron investigadores de la Universidad Duke, Carolina del Norte, Estados Unidos, y la Universidad Nacional de Singapur.

Usando cultivos de células y modelos animales, el equipo de Paul Yen y Rohit Sinha, de la Escuela Médica de Postgrado adscrita a la Universidad Duke y la Universidad Nacional de Singapur, observó que la cafeína estimula la metabolización de lípidos almacenados en las células del hígado y disminuye la condición de hígado graso en ratones alimentados con una dieta rica en grasa.

El hallazgo sugiere que el consumo diario de cuatro tazas de café o té podría ser beneficioso para prevenir en humanos la enfermedad de hígado graso no alcohólico o para tratarla si ya existe.

Alrededor del 70 por ciento de las personas diagnosticadas con diabetes y obesidad en el mundo padecen de hígado graso por causas distintas al consumo excesivo de alcohol, según estudios.

Se estima que el 30 por ciento de los adultos en Estados Unidos tienen esta afección y su incidencia aumenta en Singapur.

No hay tratamientos efectivos contra la enfermedad de hígado graso no alcohólico, excepto seguir una dieta adecuada y hacer el suficiente ejercicio físico.

Los estudiosos advierten que aunque esta investigación es muy alentadora nadie debería consumir café o té a raudales creyendo que mejorará su salud hepática, pues en exceso cualquier sustancia es nociva para la salud.

El trabajo podría conducir al desarrollo de medicamentos basados en la cafeína que no provoquen los efectos secundarios del consumo de ésta.

Comentarios con Facebook