Estados Unidos y Rusia cierran diálogo con extremistas en Siria

putin & obama - G20

Washington, 8 oct (PL) Estados Unidos y Rusia coinciden hoy en cerrar las posibilidades de diálogo con grupos extremistas jihadistas y radicales, actores claves de la crisis de violencia que afecta al pueblo sirio.

Tanto Rusia como Estados Unidos comprenden el peligro que representan los grupos extremistas en Siria para el logro de un arreglo político a la crisis, reveló este martes al canal televisivo Russia Today el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

El titular indicó que entre las bandas armadas que se oponen al Gobierno del presidente Bashar al-Assad predominan los “jihadistas y radicales”, facción con la que no se puede dialogar, subrayó.

Asimismo destacó que para algunos socios que antes se habían atenido a otros puntos de vista respecto a la situación fue difícil reconocer su error, pero ahora la situación ha cambiado. La comprensión del peligro que representan los radicales para Siria y toda la región de África del Norte aumenta cada vez más y más, aseguró.

Sobre estos elementos, la mayoría mercenarios provenientes del exterior, durante las últimas semanas se acentuó un creciente movimiento de división y luchas internas, según revelaron medios de prensa occidentales.

Las causas varían de un caso a otro, y van desde la intolerancia religiosa de algunos grupos, el interés por ganar un espacio político antes de la prevista conferencia Ginebra II, inclinar a uno y otro lado el “favor financiero” de las potencias que los apoyan, hasta abarcar mayores territorios para ejercer el más vulgar pillaje.

Recientemente, el coronel Malik al Kurdi, vicecomandante del llamado Ejército Sirio Libre (ESL), formación que cuenta con el apoyo abierto de Estados Unidos, se quejó del accionar de algunos grupos extremistas que están obligando a otros a aceptar su ideología y creando una fuerte rivalidad entre los grupos “militantes”.

Se refería así a los enfrentamientos que se han venido sucediendo en varias regiones del país entre el ELS y ramas de la red al-Qaeda, en su intento de fortalecer su influencia en las áreas fronterizas ocupadas por los irregulares.

Según analistas, ello no es casualidad, pues es por fronteras como la turco-siria o la jordano-siria, que algunas naciones del área, como Arabia Saudita o Turquía, infiltran mercenarios y les suministras armas.

El analista político estadounidense Lawrence Freeman, dijo a Press TV que el ESL está al borde del colapso debido a sus disputas internas, y que la situación en Siria está cambiando decididamente en favor del gobierno al-Assad.

Por otra parte, se mantienen los esfuerzos internacionales y la cooperación de las autoridades de Damasco para resolver la crisis creada por el uso de armas químicas en la revuelta.

Al respecto, el presidente ruso, Vladimir Putin, expresó hoy su confianza en que los expertos “alcanzarán a eliminar las armas químicas de Damasco en un año”, tras la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Siria.

Moscú y Washington están de acuerdo sobre la forma de eliminar las armas químicas en Siria, dijo el presidente ruso después de reunirse con el Secretario de Estado estadounidense, John Kerry.

En ese esfuerzo se enmarca también una propuesta del gobierno chino que recomendó diez expertos a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) con el fin de ayudar en la destrucción de esos artefactos.

Mientras tanto, voceros estadounidenses reiteraron a medios de prensa que su país no varió su posición con relación a la salida de al-Assad del gobierno y que trabajan para la celebración de la conferencia Ginebra II que conduzca a un lugar donde ambas partes, mediante consenso mutuo, elijan el liderazgo de la transición de Siria.

Comentaristas políticos internacionales consideran que hasta ahora Estados Unidos no logró crear un frente opositor que sirva de contraparte en la búsqueda de una solución política a la crisis y que los intentos de dar legitimidad a las bandas armadas fracasaron, sobre todo, por la presencia de combatientes mercenarios de más de 80 países en la nación del Levante.

Comentarios con Facebook