Conmemoran diputados 100 años de la disolución del Congreso

Victoriano Huerta

La Cámara de Diputados conmemoró el centenario de la disolución del Congreso por parte de Victoriano Huerta el 10 de octubre de 1913, posterior al golpe de Estado que había vivido México, la agitada situación social y el asesinato del senador Belisario Domínguez.

En los posicionamientos parlamentarios, la diputada de Nueva Alianza, Sonia Rincón Chanona, destacó los avances democráticos que hoy goza el Poder Legislativo al contar con diferentes expresiones políticas, ya que “la democracia no puede entenderse sin la pluralidad de las minorías”.

Se manifestó por honrar la valentía del senador Belisario Domínguez Palencia, quien, dijo, fue un emblema de la palabra libre y comprometida con la justicia y el respeto de las instituciones democráticas.

El diputado Ricardo Cantú Garza, del PT, resaltó la aportación del diputado Eduardo Neri, quien desde la tribuna “alzó su voz en protesta por los innumerables crímenes cometidos durante el régimen de Huerta”.

“Los legisladores debemos aprender que como representantes de la Nación, debemos servir al interés mayoritario del pueblo y no doblegarse ante quien ejerce el Poder Ejecutivo. Hoy los riesgos que el Legislativo enfrenta no es la disolución, sino los embates de quienes lo acusan de ser un freno para el progreso del país”, señaló.

Por Movimiento Ciudadano, la diputada Luisa María Alcalde Luján, dijo que hoy en día se viven momentos históricos distintos y simetrías diferentes frente a un poder institucionalizado. “Ahora no se disuelve al Congreso, pero se le somete a discutir los acuerdos que se procesan en esferas políticas ajenas a la mayoría de la ciudadanía.

“Debemos comprender el heroísmo cotidiano en la posibilidad de decidir a favor de la gente, aunque ello signifique oponerse a la deidad presidencial y al beneficio personal”, expresó.

La diputada Ruth Zavaleta Salgado, del PVEM, resaltó que a 100 años de la disolución del Congreso, la Cámara de Diputados alza la voz para decir “nunca más decisiones autoritarias, ni derramamiento de sangre. Ni una dictadura socavará el avance de la democracia”.

“Esta honorable asamblea tiene la gran oportunidad de ser el Congreso de la consolidación formal de la democracia, con leyes y acciones que antepongan los intereses de las mayorías, que combata la pobreza y la desigualdad social, económica y política”, agregó.

El diputado Francisco Tomás Rodríguez Montero, del PRD, dijo que ese hecho histórico dejó como lección que el Poder Legislativo tendrá sentido siempre que las mujeres y hombres que lo conformen sean consecuentes en su actuar cotidiano y en los valores universales, así como el entendimiento de que sobre la ley nadie ni nada debe estar.

“La recomendación de don Belisario Domínguez: como diputados y diputadas debemos corresponder a la confianza con que la patria los ha honrado, decirle la verdad y no dejarla caer”.

Por el PAN, Liliana Castillo Terreros dijo que el diálogo abierto y permanente debe ser uno de los mejores homenajes a los legisladores de 1913.

“Así como en 1913 el momento exigió audacia, decisión y valentía para oponerse al usurpador Huerta, hoy este momento que vivimos reclama valor y amor al país para tomar el rumbo de las reformas estructurales y sacar así al país de la crisis económica en que se encuentra”, expuso.

Por último, el diputado del PRI, Víctor Hugo Velasco Orozco, se pronunció por asumir el compromiso a través de la cooperación entre poderes en beneficio de los mexicanos.

“Hoy los enemigos a vencer no son la ambición política ni la flaqueza de nuestras instituciones; hoy debemos combatir la pobreza, la inseguridad, la violencia y la falta de condiciones iguales de bienestar entre la población”.

Comentarios con Facebook