Conflicto en Siria es una crisis global, afirma embajador

Riad Haddad

Moscú, 12 oct (PL) El embajador de Siria en Rusia, Riad Haddad, afirmó que el conflicto en su país es una crisis de envergadura internacional y debe solucionarse solo con los instrumentos del derecho internacional.

Apreció la postura de Rusia, que se esfuerza por hallar una solución pacífica, dijo, pero no es la posición que quieren ocupar los norteamericanos y Occidente, indicó Haddad en entrevista a La Voz de Rusia.

Reiteró que el problema sirio no es una crisis regional, sino global, y su solución debe estar bajo el amparo del derecho internacional.

En cuanto al proceso de desarme químico, apuntó el diplomático que Siria decidió adherirse a la Convención para la prohibición de las armas químicas en respuesta a la iniciativa de Moscú, y en ese espíritu se adoptó la resolución 2118 del Consejo de Seguridad.

Votada por unanimidad a mediados de septiembre, la disposición otorga el papel central a la Organización para la prohibición de las armas químicas (OPAQ) en el proceso de destrucción y eliminación total de los arsenales sirios, una propuesta de la diplomacia rusa que abortó los planes de agresión de Estados Unidos contra ese país.

Haddad señaló que el proceso marcha con éxito, y su Gobierno facilitó a los inspectores todas las posibilidades y la información sobre el almacenamiento, ubicación y cantidad de los arsenales. Previno de nuevas provocaciones que puedan fraguar los grupos armados para propiciar una intervención externa.

Sin embargo, advirtió el embajador que la crisis siria no se resuelve con la solución de las armas químicas, pero consideró que el consentimiento de Damasco al desarme es un paso para la celebración de la conferencia internacional Ginebra-2.

Dijo que mientras el Gobierno fue iniciador de un diálogo nacional y está dispuesto a participar en la conferencia sin condiciones previas, las agrupaciones terroristas del lado de Al Qaeda obstruyen el proceso negociador.

Nosotros, aseveró el diplomático, no vamos a tratar ningún asunto con terroristas, “ellos para nosotros no son parte de las negociaciones”, y alertó que nadie debe esperar de Damasco llevar pláticas con el terrorismo, cuando en Siria combaten extremistas de más de 80 Estados.

Recalcó que cualquier vínculo sería con la denominada coalición nacional de la oposición, cuyos miembros nunca portaron un arma en sus manos, y no desataron guerras ni masacres en el país, “con aquella oposición que está a favor de preservar la integridad de la nación”, expuso.

Lamentó Haddad que la oposición no haya podido conformar una delegación unida para las tratativas con el Gobierno en la conferencia de Ginebra, proyectada para noviembre, y tenga que ponerse de acuerdo con los países que la apoyan como Francia, Arabia Saudita y Turquía, citó el embajador.

Al frente de la legación diplomática, poco tiempo después de que estallara el conflicto armado en su país, en marzo de 2011, aseguró que Siria fue víctima de un complot con la llamada primavera árabe, para perpetuar la hegemonía de Occidente y de Estados Unidos en Medio Oriente.

De acuerdo con el diplomático, se han destruido tres mil 62 escuelas, cerca de 675 hospitales, han llevado casi a ruina 770 fábricas, y arrasado con 55 iglesias y mezquitas. Haddad llamó la atención sobre esas personas que se proclaman opositores y “quieren reformas y desarrollo para el país”.

Comentarios con Facebook