Naufraga en Senado plan demócrata sobre deuda pública de EE.UU.

senado eua

Washington, 12 oct (PL) Los senadores de Estados Unidos rechazaron hoy avanzar en un proyecto demócrata que amplía en 14 meses el límite de la deuda pública sin ningún tipo de condicionamiento y evita la caída del país en el temido cese de pagos.

El plan, que fracasó con una votación 53-45, no contemplaba ningún recorte a los gastos sociales ni cambios en la ley de salud, conocida como Obamacare y el eje de la polémica bipartidista que conllevó al paro parcial del Estado desde el pasado día 1.

Los legisladores de la Cámara alta tampoco aceptaron someter a debate una propuesta de la minoría republicana para reabrir el Gobierno durante seis meses, extender el límite de la deuda pública hasta el próximo 31 de enero y modificar la ley sanitaria.

Ahora las negociaciones quedan en manos de los líderes de ambas bancadas en el Senado para intentar buscar una salida a la crisis.

La Casa Blanca lamentó el naufragio de la iniciativa demócrata, urgió a los legisladores a solucionar el estancamiento fiscal y a reanudar las operaciones federales.

“El Congreso debe hacer su trabajo y elevar el límite de deuda para pagar las cuentas en las que hemos incurrido y evitar el cese de pagos”, dijo en un comunicado el portavoz de la presidencia, Jay Carney.

De persistir la falta de consenso, el próximo día 17 vencerá el plazo para elevar la capacidad de endeudamiento de Estados Unidos y el país podría declarase incapaz de cumplir sus obligaciones en áreas como las prestaciones sociales, la defensa o el pago de intereses del débito federal, ubicado en 16,7 billones de dólares.

Las discrepancias bipartidistas sobre el Obamacare y la deuda pública tiene al Gobierno paralizado desde el pasado día 1 y solo existen fondos para las operaciones más esenciales de la primera economía mundial.

En consecuencia, 800 mil empleados federales están bajo licencia sin sueldo y hay menos dinero para los servicios sociales de salud, de seguridad social y alimentación que benefician a millones de niños, mujeres embarazadas, ancianos y veteranos de guerra.

Sin embargo, los congresistas continúan recibiendo sus elevados salarios.

Comentarios con Facebook