Negociaciones sobre crisis fiscal llegan al Senado de Estados Unidos

obama y sus congresistas

Washington, 12 oct (PL) El Senado de Estados Unidos quedó hoy a cargo de buscar una salida a la crisis fiscal y evitar el cese de pagos, luego que la Casa Blanca rechazó un plan de la Cámara de Representantes por considerarlo poco inteligente.

La minoría republicana en la Cámara alta promoverá una iniciativa para reabrir el Gobierno durante seis meses, extender el límite de la deuda pública hasta el próximo 31 de enero y modificar la ley de salud, conocida como Obamacare y el eje de la polémica bipartidista que conllevó al paro del Estado.

Esa propuesta -de las legisladores Susan Collins, Kelly Ayotte y Lisa Murkowski- contempla la creación de un programa para verificar que solo algunos beneficiarios de la norma sanitaria reciban subsidios federales.

Por su parte, los senadores demócratas someterán hoy a votación un proyecto para ampliar por 14 meses el techo de la deuda sin ningún tipo de condicionamiento.

Ese plan debe lograr el apoyo de 60 congresistas y los republicanos planean bloquearlo.

Más temprano, el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, informó a sus correligionarios del partido opositor que resultaron infructuosas las reuniones de dos días con el presidente Barack Obama para reabrir el Gobierno y elevar el techo de la deuda.

Muchos de sus colegas mostraron decepción por la falta de acuerdos con la Casa Blanca y acusaron al mandatario demócrata de ser intransigente en el tema presupuestario.

“Nosotros fuimos a negociar, y él no aceptó ninguna propuesta”, dijo Darrell Issa.

Mientras el representante John Fleming dijo que Obama no es sincero y solo quiere “presionar al Senado a encontrar cualquier cosa” como salida a la crisis.

Las discrepancias bipartidistas sobre el Obamacare y la deuda pública tiene al Gobierno paralizado desde el pasado día 1 y solo existen fondos para las operaciones más esenciales de la primera economía mundial.

En consecuencia, 800 mil empleados federales están bajo licencia sin sueldo y hay menos dinero para los servicios sociales de salud, de seguridad social y alimentación que benefician a millones de niños, mujeres embarazadas, ancianos y veteranos de guerra.

Sin embargo, los congresistas continúan recibiendo sus elevados salarios.

De persistir la disputa, el próximo día 17 vencerá el plazo para elevar la capacidad de endeudamiento de Estados Unidos y el país podría declarase incapaz de cumplir sus obligaciones en áreas como las prestaciones sociales, la defensa o el pago de intereses del débito federal, ubicado en 16,7 billones de dólares.

Comentarios con Facebook