Suman 39 hoy los muertos por la orgía de sangre en Irak

muertes en irak

Bagdad, 13 oct (PL) La relación de muertos por atentados dinamiteros en Irak a pocas horas del inicio de Eid El Adha, una de las fiestas más importantes del Islam, se elevó a 39, la mayoría musulmanes de la secta chiíta, según recuentos oficiales.

Los heridos se cuentan por decenas, añade el parte del Ministerio del Interior contrastado con reportes de fuentes hospitalarias.

La secuencia de explosiones sigue a los atentados de la víspera en Samarra, una localidad del llamado triángulo sunita, al norte, en la cual murieron 17 personas y 22 sufrieron heridas; hoy otras perecieron cuando participaban en la procesión funeraria de las víctimas de ayer.

Los más destructivos atentados, tres explosiones en cadena, ocurrieron en un mercado popular en la ciudad de Hilla, localizada 95 kilómetros al sur de esta capital, con ocho fallecidos y 22 heridos.

Otros dos autos cargados de explosivos fueron detonados en Suwayrah, también al sur, y exterminaron a cinco transeúntes y causaron lesiones graves a 14; casi en simultáneo con igual número de explosiones en Kut, que segaron la vida de cuatro e hirieron a 16, y en Diwaniyah, en el mismo punto cardinal, que dejaron una estela de tres víctimas fatales y 13 heridos.

En Samawah, al sureste de esta metrópolis, cuatro personas fueron destrozadas y 13 internadas con heridas por la detonación a distancia de dos autos cargados de explosivos y otras tres perdieron la vida, en el sur del país por atentados dinamiteros con el mismo modus operandi, que además causaron 13 heridos.

La violencia se repitió en la ciudad meridional de Basora y en las localidades de Mahmoudiyah y Madain, con un saldo total de cinco fallecidos y 34 heridos.

La Policía dio cuenta además de la explosión de una bomba en el occidente de esta capital que mató a dos personas y lesionó a nueve, poco antes de que tres asistentes a un partido de fútbol en el suburbio metropolitano de Narwan fueron barridos por la explosión de una bomba.

Los atentados y sus respuestas en zonas chiítas y sunitas amenazan con alcanzar este año los escalofriantes niveles de violencias del conflicto sectario en 2008, en medio de la ocupación militar estadounidense iniciada en 2003, antes de la cual los conflictos confesionales eran desconocidos.

Comentarios con Facebook