Asesinato de joven ruso exacerba ánimos xenófobos

Moscú, 14 oct (PL) Los disturbios de tinte xenófobos de este fin de semana originados por el asesinato a puñaladas del joven ruso Yegor Scherbakov en el suroccidente moscovita mantienen hoy movilizadas a las fuerzas policiales y de seguridad en esta capital.

Los sucesos calificados de graves por autoridades han reabierto de nuevo la reflexión y la polémica en torno a la inmigración y las políticas vigentes, mientras afloran los ánimos xenófobos entre los elementos nacionalistas, muy activos en los últimos tiempos.

El ministro de Interior de Rusia, Vladimir Kolokoltsev, encabezó casi al filo de la medianoche de este lunes una reunión sobre la situación creada por miles de extremistas nacionalistas, quienes tomaron las calles del barrio Biriulevo para exigir la captura del asesino.

Un desconocido apuñaleó a Yegor Scherbakov, de 25 años, en la madrugada del viernes, cuando regresaba a casa con su novia.

El asesino logró escapar, pero fue captado por las cámaras de vigilancia e identificado por la prensa rusa como de aspecto caucásico o de las repúblicas exsoviéticas de Asia Central. Practicamente, todos los medios informativos se han hecho eco aquí de esa versión.

De inmediato, inmigrantes de ese origen y trabajadores centroasiáticos fueron también blanco de ataques ayer de los nacionalistas.

Los sucesos de Biriulevo ratifican el criterio del director del Instituto de Demografía, Migración y Desarrollo Regional de Rusia, Yuri Krupnov, quien ha advertido que el modelo capitalista asumido tras el desmoronamiento de la Unión Soviética es la causa principal de este tipo de problemas.

El inmigrante, en muchos casos, es una víctima y un rehén del actual modelo socio-económico de desarrollo en Rusia y la Comunidad de Estados Independientes (CEI), sostuvo Krupnov citado por RIA Novosti.

A causa de la desindustrialización de países que otrora estaban integrados en el modelo de complementariedad soviético y del esquema unilateral exportador de crudo de la Rusia actual, muchas personas de la CEI eligen ganarse el pan fuera de sus respectivas patrias, opinó el experto.

Krupnov señala que la mano de obra no calificada aumenta la competencia en el mercado laboral, y al mismo tiempo, “permite una sobrexplotación a los nuevos capitalistas”, según dijo a Prensa Latina Renat Karimov, secretario general del Sindicato de Inmigrantes en Rusia.

Como regla, detrás de los fenómenos ligados a los migrantes se ocultan otros males sociales y económicos, catalizados por las ilegalidades del flujo migratorio, la corrupción, el contrabando, e incluso la semiesclavitud, acorde con las denuncias de defensores de los derechos de los inmigrantes.

Así, el preludio de los disturbios comenzó el sábado último, cuando unas 40 personas se manifestaron ante la comisaría policial de Biriulevo con la exigencia de encontrar al asesino y cerrar un almacén agrícola local, donde trabajan y viven inmigrantes.

Las protestas continuaron el domingo con mayor participación -entre mil y tres mil manifestantes según diversas fuentes- y unos 350 “participantes activos”, término empleado por la policía para referirse a los más agresivos.

Culminaron los disturbios con un ataque contra un centro comercial local cuyos cristales fueron hechos añicos. Igualmente, los nacionalistas irrumpieron en el almacén agrícola cercano y se enfrentaron a los agentes antidisturbios.

Al filo de la medianoche todavía algunos grupos hacían resistencia sin dispersarse, y según Interfax a esa hora ya habían sido arrestados cerca de 400 manifestantes, mientras la policía reconocía entonces que tres agentes fueron heridos. Informaciones actualizadas dan cuenta de unos seis efectivos lesionados, dos incluso hospitalizados.

Reportes de esa agencia indican que los conatos se extendieron al noreste de la capital, donde también viven muchos inmigrantes, y hasta el momento dentro de la operación “Volcán”, ordenada por Kolokolsev, en esa región ya fueron detenidas 60 personas.

El alcalde de Moscú, Serguei Sobyanin, por su parte, ordenó una pesquisa detallada del asesinato de Scherbakov, mientras que el Comité Nacional de Investigación (CNI) de Rusia tomó bajo su control la dirección de la búsqueda y captura del posible asesino.

Añadieron las fuentes que hacia Biriulevo fueron desplazados experimentados oficiales del CNI para acelerar la conformación del expediente.

Llama la atención que en custión de horas los reclamos de justicia por el crimen pasaron a una clara expresión de extremismo nacionalista, y demandas al Gobierno de un mayor endurecimiento de las leyes migratorias para frenar la entrada al país de los no rusos.

La crispación acumulada y los problemas sin resolver han creado una base social para la ideología xenófoba en la población autóctona, que al tiempo que rechaza los trabajos menos calificados mira con recelo y agresividad a los entre ocho y 12 millones de inmigrantes que viven y trabajan en la Federación eurasiática, territorio de convivencia de más de 200 nacionalidades y pueblos.

Comentarios con Facebook