LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Exaltan proyección humana de restauración en La Habana Vieja

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Santiago de Cuba, 14 oct (PL) Restaurar para los ciudadanos es sentido esencial de los programas de restauración que se acometen en La Habana Vieja, Patrimonio de la Humanidad desde 1982, declaró aquí la arquitecta Patricia Rodríguez, directora de ese Plan Maestro.

Así aseveró durante la conferencia ¿Restaurar para el turismo o para el ciudadano? en el Taller Internacional Turismo y Ciudad, recientemente realizado en esta urbe y en el que se expusieron múltiples experiencias relacionadas con esa disyuntiva.

Afirmó Rodríguez que apuestan por el fortalecimiento de viejas tradiciones y el surgimiento de nuevas, por un desarrollo local endógeno, autóctono y auténtico, que eleve la capacidad para ser interesantes desde su particularidad y atraiga cada vez más visitantes.

Se refirió a los retos de la rehabilitación, especialmente frente al impacto de fenómenos naturales que enfrentan año tras año, y valoró como extraordinarias las obras emprendidas para recuperar redes de infraestructuras, principalmente soterradas, a las cuales seguirán labores de adoquinado.

La especialista aludió a las consultas públicas para conocer las opiniones de los vecinos, muchos de ellos beneficiados con las transformaciones en las viviendas y otros servicios en el área, densamente poblada.

La directora del Plan Maestro remarcó la impronta de los trabajadores por cuenta propia en La Habana Vieja, con una dinámica muy especial, espíritu de colaboración y emprendimiento en pos de la gestión por el desarrollo integral de un sitio de significativos valores patrimoniales.

Entre las obras en marcha, la arquitecta destacó como colosal el empeño en el Capitolio, donde funcionará la Asamblea Nacional del Poder Popular, el máximo órgano legislativo en Cuba, y en el teatro Martí, que “está quedando como una joya”, según afirmó.

La posibilidad de acoger las Bienales de Artes Plásticas, la recuperación de oficios y prácticas tradicionales como la recolección de aguas de lluvia y el reciclado de escombros, la atención a niños, ancianos y discapacitados, apuntan a la sostenibilidad cultural, económica, social y medio-ambiental, consideró Rodríguez.

Comentarios con Facebook