Rusia pide mayor empeño de Occidente en conferencia sobre Siria

Lavrov Kerry Putin

Washington, 14 oct (PL) Rusia pidió hoy a Estados Unidos y a otros países occidentales ejercer su influencia entre las bandas armadas en Siria para facilitar la convocatoria de una conferencia internacional de paz, Ginebra II, para solucionar la crisis en ese país.

La demanda de Moscú ocurre en momentos en que el Consejo Nacional Sirio (CNS), una de las tantas organizaciones que se dicen representantes de los grupos armados, rechazó participar en la conferencia de paz que pudiera celebrarse en Ginebra, Suiza, durante el mes de noviembre.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov acusó este lunes a Occidente de no ser capaz de influir sobre el CNS y otras facciones armadas que se niegan al diálogo o condicionan su participación, a la vez que, dijo, apuestan por una solución de fuerza de la crisis.

El titular advirtió que si el proceso pacífico en Siria no se materializa, las consecuencias se sentirán lejos de los límites de la región.

Al término de las conversaciones con su homóloga de Honduras, Mireya Agüero, el jefe de la diplomacia rusa señaló la existencia de “no sólo un complicado cúmulo de contradicciones dentro de este país, sino también los profundos procesos, bastante destructivos, en toda la región de Oriente Próximo y de África del Norte”.

Lavrov subrayó que el obstáculo principal en este camino (hacia Ginebra) es la incapacidad de nuestros socios de obligar a la oposición siria, que tutelan, para que viaje a Ginebra y se siente a la mesa de conversaciones con el Gobierno.

Al explicar las dificultades que obstruyen fijar una fecha para ese encuentro, indicó, sin expresar nombres, que el principal obstáculo consiste en que los socios que pueden influir no obligan a los opositores a sentarse a la mesa de las conversaciones.

Todavía no vemos ningún resultado como lo demuestran las amenazas de distintos grupos de no concurrir a Ginebra o de salirse de la coalición opositora siria, advirtió enfático.

Observó que el Consejo pierde su control, más de 40 grupos se han apartado y se están agrupando en el llamado Frente de Liberación de Siria.

Mientras tanto, Siria se sumó hoy oficialmente a la Convención de la ONU que prohíbe el uso de armas químicas, según confirmó Michael Luhan, vocero de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

La adhesión de Damasco a ese instrumento internacional ocurre en momentos en que expertos de la OPAQ se encuentran en ese país como parte de un acuerdo rusoestadounidense para destruir esos arsenales.

El domingo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, nombró al holandés Sigrid Kaag como jefe de la misión conjunta entre la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), encargada de la eliminación del arsenal químico sirio.

Comentarios con Facebook