Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Alrededor de 90 por ciento de europeos respira aire contaminado

contaminacion paris francia

Copenhague, 15 oct (PL) Alrededor del 90 por ciento de los ciudadanos de la Unión Europea respira aire con niveles de polución considerados dañinos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió hoy la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA).

El más reciente informe sobre la calidad del aire en Europa de la AEMA, muestra que el problema de la contaminación atmosférica sigue sin resolverse en esa región, pese al descenso de emisiones y concentraciones de ciertos contaminantes en las últimas décadas.

El reporte revela igualmente que la polución no se circunscribe únicamente a las ciudades sino que también alcanza valores elevados en determinadas zonas rurales.

Dos contaminantes en concreto —las partículas y el ozono troposférico— provocan problemas respiratorios y enfermedades cardiovasculares y reducen la esperanza de vida, acorde con la fuente.

Nuevos datos científicos sostienen que la contaminación atmosférica puede resultar nociva para la salud humana incluso en concentraciones inferiores a lo previsto.

Según Hans Bruyninckx, director ejecutivo de la AEMA, la contaminación del aire provoca daños a la salud humana y a los ecosistemas.

“Gran parte de la población vive en ambientes no saludables, si nos atenemos a los criterios en vigor. Para ser sostenible, Europa debe imponer requisitos legislativos más estrictos”, agregó.

Entre 2009 y 2011, hasta el 96 por ciento de la población urbana estuvo expuesta a concentraciones de partículas finas (PM2.5) superiores a las indicadas en las directrices de la OMS y hasta el 98 por ciento a concentraciones de ozono (O3) igualmente superiores.

Para el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez PotoÄ nik, la calidad del aire es preocupación central para muchas personas que reclaman la actuación de las autoridades incluso en tiempo de crisis.

Recordó que esa polución es la principal causa medioambiental de muerte en la Unión Europea, con un estimado en 2010 de más de 400 mil muerte prematuras, 10 veces más que las ocurridas en accidentes de tráfico.

La concentración elevada de partículas de suspensión de determinados tamaños (PM10), presentes en las emisiones contaminantes de la industria, dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2) y ozono troposférico (O3) en el aire ocasionan asma, problemas cardiovasculares, cáncer de pulmón y muerte prematura.

Paralelo a los riesgos para la salud, el informe destaca que problemas medioambientales como la eutrofización, fenómeno ligado al exceso de nitrógeno nutriente que provoca daños en los ecosistemas, amenaza la biodiversidad.

Una situación generalizada que afecta a la mayoría de los ecosistemas europeos, según la AEMA.

Comentarios con Facebook