Continúa polémica en Italia sobre funerales de criminal nazi

Roma, 15 oct (PL) La polémica sobre los funerales del criminal nazi Erich Priebke continúa hoy en Italia, luego de que un grupo de sacerdotes anunciara un velorio privado en Albano Laciale, municipio cercano esta capital, y más tarde el alcalde negara la información.

Los sacerdotes lefebvrianos, grupo calificado de ultraconservador, notificaron para hoy la realización del funeral de manera privada en un instituto religioso.

Sin embargo, horas después el alcalde del municipio, Nicola Marini, declaró que las exequias no se realizarían en este territorio, y argumentó estar preocupado por posibles problemas con el orden público.

Priebke, condenado a cadena perpetua por crímenes de lessa humanidad, murió el viernes último en esta capital, a los 100 años, mientras disfrutaba el beneficio de reclusión domiciliaria gracias a su avanzada edad.

El criminal nazi fue sentenciado en 1998 por participar en la organización del asesinado de 335 civiles y militares italianos en marzo de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial, hecho conocido como Fosas Ardeatinas.

Tras la muerte, su abogado, Paolo Giachini, anunció que el cuerpo sería enterrado en Bariloche, Argentina, donde el exoficial fascista vivió escondido casi 50 años de su vida, antes de ser descubierto y extraditado a Italia.

Sin embargo, las autoridades del país suramericano rechazaron esta opción y aseguraron que no lo aceptarían, pues ello sería una afrenta a la dignidad humana.

Ayer, el centro Simon Wiesenthal, dedicado a preservar los registros de los criminales nazis, sugirió que el cuerpo fuera incinerado en Alemania.

El director de la institución, Efraim Zuroff, declaró que Berlín posee los mecanismos legales apropiados para incinerarlo, lo cual evitaría una congregación de representantes del neonazismo y simbolizaría la destrucción de todo lo que representa el fascismo.

Comentarios con Facebook