EE.UU. practica guerra biológica contra Rusia, denuncia experto

putin obama

Moscú, 15 oct (PL) El jefe del servicio Federal Sanitario, Guennady Onishenko, denunció hoy a Estados Unidos por desplegar una guerra biológica contra Rusia desde el vecino territorio de Georgia, donde opera un laboratorio bacteriológico.

Tiflis debe cerrar esa instalación, en la cual Washington está violando sus compromisos internacionales, en particular la Convención sobre Armas Biológicas, demandó la máxima autoridad sanitaria de la Federación eurasiática.

Onishenko calificó al recinto que funciona en la república exsoviética transcaucásica como un eslabón importante del potencial biológico ofensivo de Estados Unidos en las proximidades del país más extenso del planeta.

Es propósito de ese laboratorio estudiar la situación con los focos naturales de los virus y su circulación en Rusia y una región que incluye a Armenia, Azerbaiyán y Georgia, dijo el epidemiólogo citado por la agencia rusa Interfax.

La instalación fue inaugurada en marzo de 2011 con el objetivo oficial de realizar estudios sobre el cólera, pero quienes sospechan de su verdadera función señalan que todos los indicios lo vinculan con proyectos castrenses.

Una base aérea militar alberga las áreas de trabajo y el depósito de las cepas virales, y a la ceremonia de apertura asistió el subsecretario estadounidense de Defensa a cargo del programa de armas nucleares, químicas y biológicas, Andrew Weber, subrayan las fuentes.

Otro dato dudoso sobre el objetivo sanitario del proyecto es que la directora del laboratorio es la ex jefa de un departamento de los servicios secretos georgianos, Anna Zhavania, quien supervisa las investigaciones de personal civil y militar.

A todo lo anterior se suma un manto de secretividad que incluye el carácter clasificado de la actividad del centro, y la prohibición del acceso a civiles, periodistas y a representantes de naciones vecunas como Armenia,Azerbaiyán,Irán y Rusia, agrega el denunciante.

El epidemiólogo principal de Moscú acusó a Georgia en junio del año en curso de introducir la fiebre porcina africana en el sur de la Federación eurasiática y en el Cáucaso del Norte.

Fue una acción bien planificada, cuyo propósito es socavar la economía de las regiones del sur y del Cáucaso del Norte de Rusia, sostuvo la autoridad sanitaria.

Reportes del Ministerio de Agricultura cifraron en dos mil millones de rublos (unos 62 millones de dólares) las pérdidas provocadas en 2008 por la fiebre porcina africana, que obligó a los granjeros a sacrificar más de 400 mil animales.

Según las teorías de epidemiólogos, el agente causal fue introducido en el otoño de 2007 mediante jabalíes que llegaron a Rusia desde territorio georgiano.

Comentarios con Facebook