Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Hallan similitudes entre comportamiento de grandes simios y los niños

nino-besando

Washington, 15 oct (PL) Un estudio reciente reveló sorprendentes similitudes entre el desarrollo emocional de los bonobos y el de los niños, lo que sugiere que estos grandes simios regulan sus emociones de una manera similar a la humana.

Publicada en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences, la investigación se realizó en una reserva de esta especie cerca de Kinshasa, capital de la República Democrática del Congo.

El artículo refiere que este hallazgo es importante para la historia evolutiva del hombre ya que muestra que el marco socioemocional general aplicado a los niños funciona igual para los monos.

Según expertos, un análisis detallado de vídeos de la vida social cotidiana en la reserva permitió medir cómo los bonobos manejan sus propias emociones, así como la forma en que reaccionan a las de los demás.

Los científicos vieron que estos animales se recuperaron rápida y fácilmente de sus propios trastornos emocionales.

Por ejemplo, después de perder una pelea mostraron mayor empatía por sus compañeros.

Los especialistas resaltaron también que estos bonobos con más frecuencia proporcionaron muestras corporales como besos, abrazos y caricias a las personas en peligro.

De igual forma, explicaron que al medir la expresión de angustia y excitación de los grandes simios y cómo les hacen frente, se confirmó que la regulación emocional eficiente es una parte esencial de la empatía.

Este sentimiento permite a estos animales y a los seres humanos absorber el sufrimiento de los demás sin estar demasiado angustiados, señala el análisis.

Recientemente, la revista especializada Nature publicó que un equipo de científicos descifraron el genoma de los bonobos lo cual puede ayudar a explicar su particular carácter pacífico y sexualmente muy activo.

En ese momento se demostró que estos animales son, junto a los chimpancés, los parientes vivos más cercanos al ser humano.

Comentarios con Facebook