Temprano inicio de tragedia en Irak: nueve muertos en Kirkuk

Muertes en Irak

Bagdad, 15 oct (PL) Fieles musulmanes sunitas que salían de una mezquita hoy al amanecer en la ciudad norteña iraquí de Kirkuk fueron alcanzados por la explosión de una bomba que mató a 12, reportó la Policía.

El atentado ocurrió al final de la plegaria de Fajr (Amanecer, árabe) la primera de las cinco que deben realizar los miembros de esa escuela de pensamiento, a diferencia de las 10 que prescriben los chiítas, y dejó además 22 heridos, algunos muy graves.

La acción ocurre en el último día de Eid El Adha, la festividad islámica que conmemora la sumisión de Ibrahim a un dios único, Alá, la ocasión en la cual el profeta Mahoma recibió la bendición divina para practicar el Islam y marca el final del peregrinaje a la ciudad santa saudita de La Meca.

El atentado sigue a acciones similares desde el domingo pasado en zonas en las cuales residen miembros de la mayoría chiíta durante las cuales han muerto más de medio centenar de personas y decenas resultado heridas, según los comunicados oficiales.

La incapacidad del Gobierno del primer ministro chiíta Nuri al Maliki es criticada por sectores políticos y sociales que temen la agudización de un conflicto sectario como el que estremeció a este país en los años 2006, 2007 y 2008, en el apogeo de la ocupación militar estadounidense, antes de la cual las pugnas confesionales eran desconocidas en este país.

El número de víctimas fatales en la violencia en Irak sobrepasó la cota de los cinco mil y amenaza con extenderse.

Líderes de la comunidad chiíta acusan a al Maliki de marginarlos de la vida política, a lo que se suma la creciente actividad de Estado Islámico de Irak y Levante, la rama local de la red Al Qaeda.

El hecho que el atentado de hoy haya ocurrido en Kirkuk, fronteriza con la autonomía kurda, indica que puede ser, además, una consecuencia de la oposición de los kurdos de Siria a los grupos irregulares armados desde el exterior que hace dos años tratan de derrocar al presidente Bashar Al Assad.

Comentarios con Facebook