EE.UU. se acerca al impago sin pacto sobre tema presupuestario

senado eua

Washington, 16 oct (PL) Estados Unidos amaneció hoy paralizado por el decimosexto día consecutivo y cada vez más cerca del temido cese de pagos sin que el Gobierno y los legisladores coordinen posturas sobre la deuda pública y la ley sanitaria, conocida como Obamacare.

El Senado otra vez quedó a cargo de destrabar el impasse político respecto al tema presupuestario luego que la Cámara de Representantes ayer canceló, por falta de apoyo, la votación de un plan para reactivar las operaciones federales hasta el 15 de diciembre próximo y extender el límite del techo del débito al 7 de febrero de 2014.

La iniciativa republicana excluye a los miembros del gabinete estadounidense y al Congreso de los subsidios incluidos en la Obamacare y pospone durante dos años la entrada en vigor del impuesto a equipos médicos incluido en esa normativa, entre otros puntos.

Pero la Casa Blanca rechazó el proyecto y consideró inaceptable que la bancada opositora exija un rescate por cumplir con sus obligaciones de aprobar un presupuesto y pagar las cuentas de la nación.

Aunque los republicanos esperan concretar otro proyecto este miércoles, los líderes del Senado reanudaron anoche las negociaciones y, según sus portavoces, confían en poder alcanzar un acuerdo satisfactorio antes de mañana, cuando vencerá el plazo para elevar la capacidad de endeudamiento del país.

Mientras tanto, el Estado sigue solo con los fondos necesarios para las actividades más esenciales de la primera economía mundial y 800 mil empleados federales continúan en sus casas bajo licencia sin sueldo.

También hay menos dinero para los servicios sociales de salud, de seguridad social y alimentación que benefician a millones de niños, mujeres embarazadas, ancianos y veteranos de guerra, pero los congresistas continúan recibiendo sus elevados salarios.

Estados Unidos corre el riesgo de declarase por primera vez incapaz de cumplir sus obligaciones en áreas como las prestaciones sociales, la defensa o el pago de intereses de su deuda, si persiste la disputa bipartidista que conllevó al paro del Estado.

La agencia de calificación crediticia Fitch amenazó hoy con rebajar la nota AAA del país norteño debido al estancamiento presupuestario, lo cual pone en riesgo la credibilidad en el mercado internacional.

“Las prolongadas negociaciones por aumentar el techo de la deuda (…) arriesga con minar la confianza en el papel del dólar estadounidense como la moneda de reserva global preeminente, al arrojar dudas sobre la completa confianza y crédito de Estados Unidos”, señaló Fitch en un comunicado.

Comentarios con Facebook