Guanajuato, una cultura mezclada

avatar-bv2012
Por Marcos Daniel Aguilar
GUANAJUATO, México, (N22).-
Hablar de la literatura de Guanajuato es hablar de varias tradiciones. Una de ellas es la de la capital, con influencia hispánica, pero sin contacto con culturas indígenas. A diferencia de la que se hace en el sur de la entidad, con tradiciones purépechas y otomíes. Y la del norte, en donde los programas de cultura han llegado escasamente.
Así comenzó su charla el poeta Benjamín Valdivia, sobre la literatura guanajuatense, que situó desde el siglo XIX, con escritores conservadores como el obispo Montes de Oca, pero también algunos liberales y románticos.
“Vemos al Nigromante diciéndonos los sentimientos profundos, las emociones intensas deben regir en la vida de los seres humanos. Los invito a que sientan el mundo con toda intensidad, y eso es lo que hacen en esa época de la literatura ese desarrollo”, comentó el escritor.
Valdivia piensa que los escritores guanajuatenses siempre han preferido estar bajo la sombra del poder. Por ello, casi todos los poetas del siglo XIX y XX abandonaron la entidad, para irse a la Ciudad de México, como Efraín Huerta. Pero aunque otros también huyeron de Guanajuato, otros lo recuperaron de sus recuerdos como Jorge Ibargüengoitia.
“Jorge Ibargüengoitia hacía crítica de teatro y nos interesa su novela Estas Ruinas que ves, que es su diatriba contra la ciudad de Guanajuato y sus habitantes. A él le molestaba mucho que la gente creyera que hacía cosas humorísticas, si él lo decía en serio, es que la historia da risa, es lo que el encontró, cuando se cuentan las cosas como son dan un sentido critico y eso es lo importante de Ibargüengoitia y nos falta asimilar”.
Los escritores nacidos en la década de 1950 son los primeros que no abandonan Guanajuato y deciden vivir y hacer su literatura ahí. Sin embargo, dice Valdivia, aún falta crear la narrativa guanajuatense, plenamente identificable como lo es ahora la literatura del Norte, a pesar de que los jóvenes tienen mucha más información gracias a internet.
“No sé si está crecimiento va a llevar a grandes obras maestras, pero lo cierto es que va a llevar a una generación a mejores formas expresivas, que no habíamos explorado los que son de nuestra generación o antes”.
Guanajuato sigue estando muy cerca de la Ciudad de México sigue muy cerca del mariachi en Guadalajara, “es una cultura mezclada, que recibe sus infleuncias de los Estados Unidos, de Alemania, Noruega, y no se le nota un tono propio que no es esta diversidad de influencias y posibilidades”.

Comentarios con Facebook