La música transforma la vida de las comunidades en Oaxaca

oax_musica_canto

Junto con el arte popular, la música y sus hacedores son los mayores embajadores culturales de la entidad. En cada comunidad, al menos hay una banda que comparte las alegrías o tristezas de los pobladores y se tiene a un compositor, anónimo o no, que contribuye a engrandecer este patrimonio intangible.

La música representa un motor de integración social y desarrollo económico para los oaxaqueños, con sus tonalidades ha llegado a cambiar el rumbo de poblaciones enteras, incluso de las comunidades más alejadas.

Resultado de la Primera Convocatoria de Dotación de Instrumentos Musicales, que entregó el Gobernador Gabino Cué Monteagudo, en un evento realizado en Palacio de Gobierno en febrero de este año, algunos de los beneficiarios, entre ellos Domingo Morales Flores, del municipio de San Juan  Coatzospam, distrito de Teotitlán de Flores Magón, nos habla del desarrollo que han tenido niños y jóvenes en ese municipio de alta marginación, con la creación de la  banda “Gente del Pueblo”, integrada por 35 estudiantes, jóvenes, niñas y niños.

“El contar con una banda permite que decenas de niños y jóvenes que desean incorporarse, puedan desarrollar su talento, ellos saben que así pueden  ser algo en la vida. Se pueden entretener y aprender algo que les permite aspirar a otras cosas”, menciona en entrevista.

De igual forma, la ganadora de un lote de instrumentos (dos trompetas, dos, clarinetes y un sax), Leticia Gallardo Martínez, directora de la Banda Femenil  de Tlahuitoltepec, que integra a 35 niñas, jóvenes y mujeres adultas, señala que “estos instrumentos nos fortalecen, y aunque  sólo fuera uno, es bienvenido, porque cada día tenemos más solicitudes para nuevo ingreso”.

Al hablar sobre la agrupación musical, la maestra dice: “surgió ante la inquietud de las muchachas de la comunidad que querían abrir espacios para ellas, la mayoría habían estado en el CECAM o en la Banda Municipal, pero después de ahí no había espacios para continuar”.

“Generalmente, los chavos se organizan, pero no consideran a las mujeres, así nació la idea de crear un espacio en el ámbito musical para mujeres”. Actualmente, indica,  las
niñas y jóvenes “han roto los mitos”. Ellas se han dado cuenta que sí es posible ejecutar cualquier instrumento, como la tuba, las percusiones o la trompeta.

“Vemos en grandes orquestas a mujeres y a directoras y aunque sabemos que nos falta mucho por recorrer, porque tenemos seis años, vamos encaminadas a un solo objetivo, hacer una gran Banda”.

Por otro lado, el maestro Isaac Vásquez Bautista, originario de Santiago Amuzgos, menciona que cuentan con la  “Banda Música de mi Pueblo”, integrada por 40 jóvenes, que se enfoca a tocar música tradicional en fiestas de la población, eventos culturales o para acompañar las danzas tradicionales de la comunidad en localidades vecinas.

A  los niños y adolescentes, dice,  les ayuda a crear un nuevo plan  de trabajo; por las tardes, los niños lo hacen como entretenimiento, y los jóvenes ocupan su tiempo en aprender  música en vez de “pistear” o “vagar” por el pueblo.

La Primera Convocatoria Pública para la Dotación de Instrumentos Musicales a Bandas de Viento entregó 180 instrumentos para bandas y 8 marimbas, beneficiando a 40 localidades. La inversión federal y estatal ascendió a  2.1 millones de pesos, además de la capacitación  a 60 niños y jóvenes a través de los Campamentos de la Banda Infantil y Juvenil “Benito Juárez”,  así como el  Rincón de la Marimba que ha tenido una presencia internacional.

Actualmente, la Secretaría de las Culturas y Artes de Oaxaca, con una inversión de 2 millones de pesos, mantiene abierta la Segunda Convocatoria, correspondiente a 2013, la que permitirá fortalecer a 34 bandas de viento de las 8 regiones del estado, privilegiando en todo momento la calidad para garantizar que el instrumento que llegue a las manos de los músicos oaxaqueños sea duradero, flexible y capaz de responder en todas las situaciones a la gran variedad de tipos de música que se les puede exigir.

En este sentido, el maestro Cesar Delgado, director del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO), reconoció que la convocatoria de instrumentos musicales permite beneficiar a un mayor número de bandas música, ya que al tener un carácter público y transparente, abre la participación activa de las comunidades.

Acerca de la calidad de los instrumentos que se han venido entregando por parte del Gobierno del Estado, señaló que han dado excelentes resultados, por su durabilidad y eficiencia en el uso continuo al que son sometidos por niñas, niños y jóvenes de las comunidades.

Comentarios con Facebook