No a la reforma constitucional energética

Senador Manuel Bartlett, Jaime Cárdenas, Rosío Vargas, Alberto Montoya, Francisco Garaicochea, Heberto Barrios y Gonzalo Nuñez
“Cambiar la Constitución es como entregar las escrituras del país a los Estados Unidos” Dr. Alberto Montoya

“Al tocar los 27 y 28 constitucionales se desatarán los leones” dijo el DR. John Saxe Fernández en el foro No a la reforma constitucional energética, organizado por el PT en el Senado.

Después de abandonar los foros organizados por el presidente de la Comisión de Energía, el PT genera espacios de auténtica discusión donde se exhiben los riesgos nacionales que trae consigo la propuesta de reforma energética enviada por EPN al Congreso.

En este espacio vamos a responder las falacias usadas en los foros del PRI para manipular la opinión pública, dijo el Senador Manuel Bartlett, coordinador de los legisladores petistas en la cámara alta.

Agregó que desde el 28 de enero se publicó un manifiesto que avizoraba las intenciones privatizadoras de EPN, por ello desde ese momento se inició una gira de casi medio centenar de foros en universidades y espacios públicos para informar a la gente sobre la importancia de defender el petróleo y la energía de la nación.

En el evento, el Dr. Jaime Cárdenas del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, expuso que se trata de una reforma sin fundamentos constitucionales, enfatizó que el gobierno debe consultar al pueblo de México sobre la modificación a la carta magna.

“Peña Nieto fue electo con menos del 40 % de la votación, por lo que el otro 60% no está de acuerdo con su proyecto”, aunado a esto el jurista recordó que el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE) obliga a los partidos y sus candidato a presentar una plataforma electoral y, “en la entregada por el PRI y Peña Nieto no se planteó una modificación constitucional en materia energética, por lo que ni siquiera sus electores aprobaron estos cambios”.

La Doctora Rosío Vargas del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, desmintió el argumento de que Estados Unidos no necesitará nuestros hidrocarburos, por el contrario, “ellos están vulnerables en el contexto mundial, y necesitan hidrocarburos que obviamente obtendrán de México” dijo la catedrática.

Al respecto, Alberto Montoya, Maestro en Comunicación y Desarrollo por la Universidad de Stanford, respaldó a Vargas citando textualmente documentos del Senado Norteamericano donde se contemplan los recursos mexicanos y dijo; “cambiar la constitución es como entregar las escrituras del país a los Estados Unidos”.

En su oportunidad, el Ingeniero Heberto Barrios exhibió las falacias del gobierno y reafirmó que con las modificaciones propuestas los combustibles no bajarán de precio, “por el contrario la experiencia internacional muestra que la tendencia sería el aumento de éstos”, explicó el integrante del Comité Nacional de Estudios de Energía.

Sobre el tema de tecnología, el Ingeniero Francisco Garaicochea integrante de la organización de Ingenieros PEMEX Constitución de 1917, habló sobre el mito delfracking y la “revolución energética” que representa, exhibió que en la mayoría de los pozos perforados con fractura hidráulica no son rentables porque en ellos se invierte más de lo que producen.

En el rubro financiero, Gonzalo Núñez, Doctor en Economía por la Academia de Ciencias de Polonia, derrumbó el argumento gubernamental sobre la falta de capital para sostener PEMEX y dijo que no es posible que se explote un recurso no renovable para venderlo sin añadirle valor, al respecto mencionó que un barril de crudo cuesta en el mercado 100 dólares en promedio, pero transformado en petroquímica alcanza entre 5 mil y 6 mil dólares.

Reafirmó que PEMEX es un organismo estatal y no una empresa.A pesar de la corrupción y el desmantelamiento intencionado al que ha sido sometido es la segunda petrolera más rentable del mundo.

El evento contó con la participación de Martín Esparza, líder del Sindicato Mexicano de Electricistas, quien habló sobre la gran corrupción que existe en el sector energético nacional, afirmó que: “con las hidroeléctricas que ahora están detenidas intencionalmente podríamos abastecer a todo el país, sin embargo se beneficia a las compañías extranjeras y ellos son las proveedoras”.

El especialista en geopolítica, Alfredo Jalife-Rahme explicó el uso del denominado “booking”, proceso utilizado por las petroleras transnacionales para usar las reservas de otros países como aval para la obtención de créditos.

Jalife-Rahme apoyó la postura de que Estados Unidos necesita las reservas mexicanas para mantener su hegemonía a nivel mundial, mencionó el posicionamiento de China en el concierto internacional y como esta potencia oriental planea una desamericanización, por lo que México no debe aceptar esta reforma entreguista.

“México tiene la carta ganadora que es el petróleo, no veo porque debemos aceptar contratos que no incluyan la transferencia de tecnología, ni el resguardo a la seguridad ambiental atentando contra la seguridad nacional”, dijo el académico de la UNAM y la UAM.

 

Comentarios con Facebook