Morosidad de la banca española marca nuevo récord

no hay dinero deudas

Madrid, 18 oct (PL) La morosidad de los créditos concedidos por la banca española a particulares y empresas subió en agosto al 12,12 por ciento y marcó un nuevo récord histórico, informó hoy el Banco de España.

En una señal persistente de la fragilidad del sector, los préstamos dudosos, principalmente inmobiliarios con pocas probabilidades de ser reembolsados, alcanzaron en el octavo mes del actual ejercicio los 180 mil 673 millones de euros, dos mil 10 millones más que en julio.

Según los datos provisionales publicados por el supervisor central, la cartera crediticia de todos los bancos sumaba 1,490 billones de euros al cierre de agosto, ligeramente por debajo de los 1,492 billones de un mes antes.

Respecto a agosto de 2012, el volumen de créditos morosos -se consideran así después de tres meses consecutivos de impago- aumentó en mil 897 millones de euros, pues entonces sumaban 178 mil 776 millones y el porcentaje de mora se encontraba en 10,52 por ciento.

Desde el sector se espera que la mora siga creciendo en los próximos meses, ante una previsible escalada del desempleo, que al cierre del segundo trimestre rozaba los seis millones de parados.

Muestra de la vulnerabilidad de los bancos, la morosidad empezó a subir en el balance de todas entidades financieras del país tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, en 2008.

Tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como la Unión Europea (UE) recordaron recientemente el difícil contexto económico de la cuarta economía de la zona euro, inmersa en la recesión desde mediados de 2011.

Los riesgos para la economía y por consiguiente para el sistema financiero siguen siendo elevados, advirtió el organismo multilateral en un informe difundido en julio último.

Aunque la UE y el FMI admitieron que el sector bancario español es ahora más sólido, tras beneficiarse de un rescate de 41 mil millones de euros, recordaron que las entidades todavía tienen que afrontar grandes desafíos, debido a los bajos tipos de interés y el aumento de la morosidad.

Comentarios con Facebook