Premio sin fútbol para México en eliminatorias a Brasil-2014

seleccion mexicana de futbol
Por Yasiel Cancio Vilar

La Habana (PL).- La hexagonal de Concacaf, eliminatoria final de la región para la Copa Mundial de fútbol de Brasil-2014, deparó las clasificaciones directas de Estados Unidos, Costa Rica y Honduras, y otorgó el boleto de repechaje a México por obra y gracia del espíritu santo.

Los mexicanos llegaron al día final de la fase de clasificación con la obligatoriedad de consumar un triunfo a domicilio sobre Costa Rica.

Sin embargo, su juego infame y falto de ideas desembocó en un nuevo revés, esta vez 1-2 en San José, capital costarricense, con el cual quedaban fuera de la Copa del Mundo.

“Más allá de las pifias puntuales, la desastrosa clasificación revela el deterioro estructural de un fútbol mexicano donde el negocio no consiste en ganar títulos sino en vender jugadores”, criticó el escritor mexicano Juan Villoro en un artículo publicado por el diario Reforma.

Pero en ese momento emergió la selección de Estados Unidos -sí, su archirrival del área-, para salvarle “la vida” a la escuadra mexicana y devolverle el aliento a millones de fanáticos que rezaban, pedían e imploraban denodadamente por un milagro.

Los estadounidenses lograron vencer 3-2 a Panamá, con dos goles en tiempo extra, y sepultaron así las aspiraciones canaleras de sobrepasar a México en la tabla de posiciones y de acercarse aún más a Brasil-2014.

México sobrevivió gracias al triunfo a su eterno rival y se adjudicó sin merecimientos el cuarto lugar de la clasificación que otorga el pasaporte a la repesca, la cual dirimirá el próximo mes ante Nueva Zelanda.

El antagonismo entre mexicanos y estadounidenses se trasladó de diversas maneras a las redes sociales, la más llamativa cuando la Federación de Fútbol de Estados Unidos (US Soccer) publicó en Twitter:

“México sigue vivo sin realizar ningún esfuerzo propio. Ahora tiene oportunidad de ganar algunas millas de viajero frecuente con un viaje a Nueva Zelanda antes de irse de vacaciones.”

En cuestión de justicia los números hablan. Está establecido que el que haga más puntos se clasifica. México tendrá que mejorar y seguir trabajando de cara a la repesca pero creo que podemos ganar a Nueva Zelanda y clasificar al Mundial, declaró el DT mexicano Víctor Manuel Vucetich, antes de ser destituido el pasado jueves (Miguel Herrera ocupó su puesto).

Estados Unidos, que lideró ampliamente la clasificatoria de la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de fútbol con 22 puntos, se reafirmó como el mejor equipo de la región y logró su noveno boleto a Copas Mundiales, el séptimo consecutivo.

El segundo escaño en la carrera por incluirse en la Copa del Mundo por la zona de Concacaf correspondió al equipo de Costa Rica, dueño de 18 puntos, en los que influyeron los éxitos contra Estados Unidos (3-1), Panamá (2-0), Honduras (1-0), el colista Jamaica (2-0) y la citada victoria sobre México, amén de haber cosechado además tres empates.

Los ticos, entrenados por el colombiano Jorge Luis Pinto, lograron un triunfo sobre cada uno de los integrantes de la hexagonal para refrendar su presencia en Brasil-2014, su cuarta incursión en Copas del Mundo luego de Italia-1990, Surcorea y Japón-2002, y Alemania-2006.

En rueda de prensa, Pinto declaró que “los jugadores se comprometieron, sabían que teníamos que darle una alegría a esta fiel afición que nos apoyó durante toda la eliminatoria y que no dejó de alentarnos”.

Además, el estratega anunció que para el Mundial se realizará una preparación especial, con soporte científico, con la idea de buscar que los jugadores lleguen con buen nivel y no con el mero fin de participar.

Honduras, por su parte, se subió al tren del Mundial por tercera vez en la historia. Tras asistir a las citas de España-1982 y Suráfrica-2010, la selección catracha volverá a pugnar por el cetro del orbe, esta vez bajo la égida de otro técnico colombiano, Luis Fernando Suárez.

Siempre es complicado, no es fácil clasificar. Hoy me siento que estoy en un punto importante de mi carrera, con mucho que aprender, pero con alguna capacidad de resolución tras derrotas y victorias, sentenció Suárez en entrevista a Radio La Deportiva de Ecuador.

Los hondureños, con el delantero Carlo Costly de cañonero insurrecto, estuvieron sólidos en la hexagonal de la región, al culminar en la tercera posición con 15 unidades, producto de cuatro triunfos, tres empates y tres derrotas en los 10 partidos, con diferencial de goles de más uno.

Su obra cumbre en las eliminatorias fue el triunfo 2-1 sobre México, en el mismísimo estadio Azteca de la capital mexicana ante cerca de 100 mil almas hostiles, aunque también brilló en la victoria 2-1 como local sobre Estados Unidos, amo y señor de la región.

México se ubicó finalmente en el cuarto lugar con 11 unidades, seguido por Panamá (8) y los Reggae Boyz de Jamaica (5), en el fondo de la tabla.

No puedo creer lo que pasó, dijo el técnico de Panamá, Julio César Dely Valdés.

Dely Valdés agregó que “los jugadores no deben sentirse culpable, pues dieron todo su esfuerzo para sacar el partido adelante. Estoy convencido que el dolor y la rabia de los panameños es compresible, porque lo que ha ocurrido es muy duro; le pido disculpas a todos”.

Esta representó la ocasión que más cerca estuvo Panamá de clasificarse a una Copa del Mundo de fútbol.

Comentarios con Facebook