Una solución cubana para el dolor

laboratorio cientificos y medicos

La Habana (PL) Aunque es un tema casi obviado en los programas de estudio de carreras de medicina a nivel global; el dolor es un síntoma presente en la mayoría de las enfermedades.

En Cuba, la especialidad de anestesiología incluye todo lo relacionado con la anestesia quirúrgica, la atención clínica al paciente politraumatizado, así como la atención del dolor crónico.

Además, en el país se prioriza el desarrollo de productos neuroprotectores como parte del tratamiento al dolor.

Según el doctor René Delgado, presidente de la Sociedad Cubana de Farmacología este es un tema en el que se avanza, con el objetivo de dotar a la Isla de fármacos de acción analgésica.

En tal sentido, menciona que el Centro de Investigaciones y Desarrollo Médico (CIDEM) junto al Laboratorio de Síntesis Orgánica de la Universidad de la Habana trabajan en el JM 20, producto en el cual se investiga con gran optimismo en modelos de dolor neuropático.

El CIDEM también realiza estudios dirigidos a conocer algunas enfermedades y sus marcadores más importantes, así como a la identificación de moléculas que mediante una química combinatoria se traduzcan en posibilidades reales de nuevos medicamentos.

Beatriz Garrido, jefa del Grupo de Dolor del laboratorio de Neurofarmacología Experimental del CIDEM explica que en este centro se trabaja de forma multidisciplinar, estableciendo un vínculo entre los estudios básicos y clínicos.

“Lo anterior, unido a la docencia de recursos humanos, posibilita llevar a la práctica las verdaderas necesidades que surgen de las investigaciones”, acota la doctora.

Mangiferina

 

Delgado, también subdirector de Investigación y Desarrollo del CIDEM, refirió que el centro obtiene además importantes avances en el campo de productos esteroidales y antioxidantes.

Sobre estos últimos, agregó que desarrollan una molécula denominada mangiferina que se obtiene de las hojas de la corteza del mango, la cual parece ser muy efectiva en pacientes con algunos síndromes de dolor neuropático, el cual alude a un grupo heterogéneo de condiciones dolorosas causadas por lesión o enfermedad del sistema nervioso central.

La doctora Garrido refirió que ya se ha estudiado su actividad a nivel preclínico y se prevé un ensayo clínico en pacientes con polineuropatía diabética, una de las causas más frecuentes de dolor neuropático que no cuenta con mucha disponibilidad de fármaco para tratarla.

“Además, otro ensayo con la mangiferina será en pacientes con osteartrosis de rodilla, dolencia donde el proceso inflamatorio crónico conduce a la neurodegeneración de las fibras involucradas”, puntualizó.

El CIDEM desarrolla además una investigación sobre las tabletas de vimang, también obtenido de forma natural, en dolor crónico de causa inflamatoria en pacientes con artritis reumatoide, enfermedad sistémica autoinmune, caracterizada por afectar principalmente las articulaciones.

La experta afirma que el análisis se dirige a ver el efecto de estas tabletas con acción antioxidante, analgésica, antinflamatoria y neuroprotectora en personas que padecen artritis reumatoide y llevaban tratamiento con metotrexate.

En tal sentido, los científicos aseguran que las dianas fundamentales de la neuroprotección son el estrés oxidativo, la apoptosis neuronal, disfunción glutamatérgica y la neuroinflamación.

Estas investigaciones han sido publicadas en revistas especializadas como Neurological research, Pharmacological Research, Molecules, Brazilian Journal of Pharmacognocy, Brain Research Bulletin, Phytotherapy Research, entre otras.

Asimismo, los proyectos se desarrollan en colaboración con la Facultad de Medicina de Ribeirão Preto de la Universidad de Sao Paulo, en Brasil; las universidades de Porto, en Portugal y McGill, en Canadá; así como con el apoyo de la Asociación Internacional del Estudio y Tratamiento del dolor (IASP).

Buscando alternativas

 

El dolor es un problema mundial y algunos como el neuropático son muy resistentes ante el tratamiento con fármacos analgésicos habituales.

Esto provoca un costo elevado en términos de sufrimiento, pero también en lo referente a la economía pues las ventas mundiales alrededor de los principales mercados de analgésicos han ascendido a 22 billones de dólares.

Además de realizar investigaciones para aislar moléculas con vistas a nuevos fármacos, entre las tareas más importantes del CIDEM se encuentra el desarrollo de productos ya están reconocidos a nivel mundial como genéricos.

“Se trata de fármacos que ya tienen vencida su patente, y por tanto, podemos trabajarlos en busca de soluciones para nuestra industria farmacéutica y con el fin de sustituir importaciones, lo cual resulta una prioridad del país sobre todo en lo referente a analgésicos”, señaló la doctora Beatriz Garrido.

Entre los medicamentos elaborados por la institución se encuentran el diclofenaco de liberación más prolongada, el cual pertenece a la familia de los analgésicos, antinflamatorios, y antirreumáticos.

“Por primera vez en Cuba, el centro desarrolló la morfina oral de tabletas de 10 y 30 miligramos, fármaco que se encuentra dentro del plan de producción para 2014”, comentó la anestesióloga.

Todos estos adelantos e investigaciones adquieren mayor relevancia en un país donde la primera causa de muerte es por cáncer y donde, a su vez, más del 18 por ciento de la población está envejecida.

Comentarios con Facebook