Francia indignada exige respuestas a Washington sobre espionaje

franciavale_23310

París, 21 oct (PL) Las revelaciones sobre el espionaje masivo de los organismos de inteligencia de Estados Unidos contra Francia provocaron hoy una ola de indignación aquí y varios responsables del gobierno exigieron a Washington un esclarecimiento rápido del caso.
Según publicó este lunes el diario Le Monde, la estadounidense Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) interceptó más de 70 millones de llamadas telefónicas en este país sólo en 30 días, desde diciembre de 2012 a enero de 2013.
“Estoy profundamente impactado. Es inverosímil que un país aliado como Estados Unidos pueda ir tan lejos hasta el punto de espiar tantas comunicaciones privadas sin ninguna justificación estratégica”, declaró el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault.
El jefe del gobierno exigió respuestas claras a Washington sobre los motivos por los cuáles recurrió a estas prácticas y demandó, sobre todo, la creación de condiciones de transparencia para ponerles fin.
De acuerdo con Le Monde, que cita documentos de la NSA sustraídos por el exanalista Edward Snowden, los objetivos de la agencia no se limitaban a sospechosos de tener vínculos con el terrorismo, sino también a empresarios y políticos.
Los servicios estadounidenses capturaban además la mensajería intercambiada entre usuarios de aparatos celulares, los llamados SMS (Short Message Service).
“Entre socios, ese tipo de prácticas que atentan contra la vida privada son totalmente inaceptables. Hace falta asegurarse de que cesen rápidamente”, expresó, por su parte, el canciller Laurent Fabius, a su arribo a una reunión con sus homólogos europeos en Luxemburgo.
El ministerio de Asuntos Exteriores convocó hoy al embajador norteamericano aquí, Charles Rivkin, para que ofreciera una explicación sobre el escándalo.
La Cancillería gala pidió a Rivkin “una respuesta tangible en el plazo más breve a nuestra preocupación”, dijo un vocero de esa dependencia.
El tema será abordado mañana en una entrevista entre el canciller francés y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, la cual inicialmente iba a estar dedicada sólo a la situación en Siria.
Las primeras reacciones sobre el espionaje masivo provinieron del ministro del Interior, Manuel Valls, quien consideró verdaderamente chocantes estas revelaciones.
En una encuesta publicada hoy en la página digital del diario Le Figaro, más del 70 por ciento de los interrogados consideran que Europa debe aplicar una sanción diplomática contra Estados Unidos por este escándalo.
El tema será objeto de análisis en la Cumbre de la Unión Europea, prevista para el jueves y viernes en Bruselas.

Comentarios con Facebook