Extremistas islámicos siguen matando a civiles en Siria

Responsabilizan a mercenarios de nueva masacre en Siria

 

Damasco, 22 oct (PL) Tres civiles murieron hoy en la ciudad de Jaramana, en Damasco Campo, a causa del estallido de proyectiles de mortero lanzados por extremistas islámicos.

Como consecuencia también resultaron heridos otros 11 vecinos de esa demarcación residencial, que desde hace semanas es una de los más afectados por ese tipo de acciones de los armados.

Dos de las víctimas mortales, así como seis de los heridos, se encontraban en la calle al-Basel, donde impactaron tres obuses, en tanto otros dos lo hicieron cerca del restaurante de al-Rihan, causando sólo daños materiales en las cercanías.

La otra muerte ocurrió en la entrada de Jarama, donde fueron heridas otras cinco personas.

Por otra parte, en la provincia central de Homs, seis ciudadanos resultaron lesionados por granadas propulsadas por cohetes disparados por extremistas islámicos contra el pueblo de Ain al-Dananir, zona central de Siria.

Asimismo, la caída de un proyectil de mortero en el barrio de al-Zahra en la ciudad de Homs provocó heridas a otros seis civiles.

De manera habitual los grupos de irregulares armados, de unas 80 nacionalidades, que intentan derrocar el gobierno del presidente Bashar al-Asad, lanzan proyectiles, colocan carros bombas y efectúan atentados suicidas en barios residenciales como método para afectar directamente a la población siria.

Comentarios con Facebook