MegalópolisVolver a Megalópolis

Jóvenes con VIH Sida y embarazo adolescente deben recibir apoyo económico para evitar deserción en educación media superior del DF: Dip. Orlando Anaya González

embarazo-570x258

Con el objeto de abatir la deserción de las y los jóvenes portadores del VIH Sida y adolescentes embarazadas que estudian el bachillerato en la ciudad de México, el diputado del Grupo Parlamentario del PAN en la Asamblea Legislativa del DF, Orlando Anaya González, presentó una iniciativa de decreto que crea la Ley del derecho a contar con un apoyo económico para las y los jóvenes que viven con VIH Sida y mujeres adolescentes embarazadas residentes en el Distrito Federal y que estudian en planteles de educación media superior.

“La presente propuesta de Ley, establece posibilitar un beneficio y estímulo económico a las y los jóvenes de 14 a 29 años residentes en el Distrito Federal, que se encuentren embarazadas y hasta un año después del parto y a jóvenes que viven con VIH, con el fin último de evitar que suspendan o abandonen sus estudios de nivel medio superior y superior por las complejidades económicas, sociales, y de salud que implican su estado, además de propiciar la supervisión e intervención médica adecuada y especializada sobre sus condiciones de salud y embarazo”, explicó Anaya González.

Como Presidente de la Comisión de Juventud y Deporte, el diputado del GPPAN destacó que el embarazo adolescente en México, crece de manera potencial además de las implicaciones negativas en los aspectos sociales y educativos que tren consigo en su vida diaria, así como el impacto negativo en la salud física y emocional de las y los jóvenes que son diagnosticados con VIH.

Mencionó que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Deserción en Educación Media Superior, el Distrito Federal ocupa el tercer lugar a nivel nacional donde los jóvenes abandonan sus estudios, dos de cada ocho lo hacen por alguna causa; mientras que la Organización Mundial de la Salud señala que en nuestro país el 40 por ciento de los jóvenes entre los 12 y 24 años de edad son quienes registran nuevos casos de contagio del VIH.

“Anualmente se infectan en el Distrito Federal un promedio de mil 300 personas con VIH Sida, lo que representa el 21 por ciento de las nuevas infecciones en todo el país y el 26 por ciento de los casos son jóvenes entre 15 a 29 años de edad”, sostuvo Anaya González.

Por otra parte, señaló que los embarazos adolescentes no planeados son a la vez el resultado de las desigualdades sociales, económicas y de género. Las madres adolescentes se encuentran en situación de exclusión y marginación, y sus hijos tienen altas probabilidades de continuar inmersos en esta dinámica, perpetuando así la transmisión intergeneracional de la pobreza.

Con esta iniciativa, habremos de beneficiar a más de 10 mil jóvenes que viven con VIH o mujeres que se encuentran embarazadas, por lo que requeriría de una inversión económica del orden de los 153 millones de pesos; con lo cual dijo, se facilitará la permanezca de los estudios de nivel medio superior y superior de las y los jóvenes en situación de vulnerabilidad asociada al embarazo y al VIH; disminuir el abandonos escolar, deserción y rezago educativo en la ciudad.

Asimismo, auxiliar en el incremento de oportunidades de desarrollo educativo, laboral y social, que facilite contar con un recurso económico que ayuden abatir la pobreza, la desigualdad y la inequidad en la vida diaria de las y los jóvenes capitalinos; así como contribuir a la independencia y autonomía de las y los jóvenes en situación de vulnerabilidad que incida en la disminución de los factores de riesgo.

Comentarios con Facebook