“Besos de Azúcar” de Carlos Cuarón es universal a pesar de su contexto “tepiteño”

n22-besos-azucar-carlos-cuaron-300x300 (1)

MORELIA, México, (N22).- La generación de los Cuarón, Alfonso, Carlos y Jonás ha dado mucho de qué hablar en el medio del séptimo arte y es que entre esta familia se realizan proyectos de temáticas tan diversas que han provocado la ansiosa espera de sus estrenos.

Después de la inauguración del Festival Internacional de Cine de Morelia con Gravity, dirigida por Alfonso y co-escrita con Jonás Cuarón, es Carlos quien captura la atención de los reflectores celebrando en la alfombra roja la presentación de su segundo largometraje Besos de Azúcar.

Es un baile lo que despierta en Ignacio (César Kancino), hijo de una policía de tránsito e hijastro de un vendedor de películas pirata; éste inolvidable e imposible sentimiento del primer amor por Mayra (Daniela Arce), hija de la administradora de los locales de venta es lo que estalla la trama de este filme de Carlos Cuarón.

“Esta historia que traemos la estamos manejando como desde hace 10 años, esto surge más que de un contexto, más que de una historia en sí, de una escena en concreto que se transformó, pero sí aparece en la película de alguna manera y yo tenía ganas de ver a un adolescente masturbándose, viendo una película porno y que después descubriera que la mujer de la película es su mamá, eso es lo que yo quería ver”, comentó el también guionista Luis Usabiaga, que al presentarle la idea a Carlos pudieron notar que no había historia, así que le sugirió un enamoramiento, y con eso la historia fue tomando forma por sí sola.

“Estoy muy contento porque fue una experiencia muy padre, algo único, esta historia me gustó mucho porque aparte de que habla de un primer amor, habla de lo que estamos viviendo en México”, dijo César Kancino, quien dio vida a Nacho.

“Es mi primera película, mi primera experiencia en este medio, a mí me pareció muy divertido trabajar con Carlos, es una persona que te hace sentir muy a gusto, muy cómodo y pues nada, me enamoré del cine, de la pantalla y todo esto, es una experiencia muy linda para mi”, mencionó Daniela Arce, interprete de Mayra.

Al preguntarle sobre la dificultad de rodar en un barrio cuya fama no es favorable, como lo es Tepito, Carlos comentó que “fue un placer, fue muy divertido, la verdad es que los tepiteños nos recibieron con el corazón abierto, yo llegaba todos los días y los chavos que me empezaban a reconocer decían – usted no se preocupe, acá nosotros lo cuidamos -“.

En Washington la película ha tenido un buen recibimiento, con las salas llenas y buenos comentarios “lo que quiere decir que la universalidad de la historia está funcionando a pesar de lo local de su contexto”.

La película, próxima a estrenarse el viernes 25 de octubre con alrededor de 100 copias, distribuidas en las salas del Distrito Federal y zona metropolitana, seguramente no se salvará de la comparación con Rudo y Cursi.

Comentarios con Facebook