Sindicatos mexicanos expresan oposición a reforma fiscal

marcha-sin-senado

México, 24 oct (PL) Miembros de diferentes sindicatos mexicanos se concentraron hoy frente a la sede del Senado para expresar su oposición a la reforma fiscal impulsada por el Gobierno, al considerar que perjudica los intereses de los trabajadores.

Maestros, integrantes del sector de la aeronáutica, personal administrativo, entre otros, se reunieron ante el órgano legislativo para exigir a los senadores que escuchen sus demandas y tomen conciencia de la repercusión de esa iniciativa.

Venimos a decirles a los senadores que no estamos de acuerdo con que se apliquen impuestos a las prestaciones económicas de los trabajadores, expresó el secretario general del Sindicato de la Universidad Nacional Autónoma de México, Agustín Rodríguez, al dirigirse a los manifestantes.

Esto nos parece una agresión y un atentado al pueblo mexicano, por eso nuestra organización manifiesta su rechazo y espera que se rectifique esa medida, agregó el líder gremial, para quien el salario de los trabajadores es totalmente insuficiente y no debe tener más afectaciones.

De acuerdo con Rodríguez, están reclamando la creación de un programa de recuperación de salarios a nivel nacional que permita rescatar el poder adquisitivo de los sueldos, al tiempo que exigen la repartición de recursos suficientes para el desarrollo del campo.

Otra exigencia realizada este jueves fue la de los miembros de la Asociación de Pilotos y Aviadores de México (ASPA), quienes llamaron a los senadores a no aprobar el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la turbosina.

Según los manifestantes, con la aplicación de ese gravamen se pone en riesgo el crecimiento de la industria aérea nacional y los miles de empleos que esta genera.

Este impuesto solo se aplica a las líneas aéreas mexicanas, mientras las extranjeras no tienen que pagarlo, lo que nos hace menos competitivos, porque aumenta el precio del pasaje, declaró a Prensa Latina uno de los miembros de la ASPA, Heriberto Salazar.

La semana pasada ese sindicato hizo un llamado al Congreso de la Unión para no aprobar el IEPS, cuando la reforma fiscal que propuso el Ejecutivo Federal contempla el cobro de esa carga que grava con 18,71 centavos el litro de turbosina.

El precio de la turbosina en México es hasta siete veces más alto que en el extranjero, lo que se traducirá en boletos más caros, menos pasajeros, una reducción de planes de inversión y, en consecuencia, pérdida de empleos en la industria aérea, advirtió la asociación.

Carteles como No a la reforma hacendaria, No a los cielos abiertos, Mexicana de los mexicanos, eran portados por los manifestantes, que estaban a la espera de un diálogo entre una comisión de la ASPA y los legisladores.

En la protesta de este jueves participaron organizaciones como el Instituto de Energías Renovables, el Instituto de Investigaciones Sociales, la Facultad de Ciencias Políticas Sociales y miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Comentarios con Facebook