Mayoría de franceses rechazan huelga de clubes de fútbol

futbol-Falcao-Monaco

París, 25 oct (PL) Múltiples reacciones de rechazo ocurren hoy en Francia tras la decisión de los propietarios de clubes profesionales de fútbol de convocar una huelga para protestar contra un impuesto extraordinario a las grandes ganancias.

El proyecto de gravar las mayores riquezas formó parte de las promesas de campaña del presidente François Hollande y consiste en aplicar una tasa del 75 por ciento, durante un período de dos años, a las empresas que tengan empleados con ingresos superiores al millón de euros anuales.

Ello abarca a los equipos de las ligas uno y dos de fútbol, que tienen elevadas ganancias y donde hay jugadores o entrenadores muy bien pagados.

La víspera Jean-Pierre Louvel, presidente de la Unión de Clubes Profesionales de Fútbol (UCPF), advirtió que el 30 de noviembre habrá una huelga -que él llamó “jornada blanca”- para rechazar esa contribución.

Un sondeo hecho este viernes por el diario especializado en deportes Lâ€ÖEquipe revela que el 65 por ciento de los interrogados rechazan la amenaza de paro, y la cifra de descontentos se eleva a 83 puntos según otra muestra realizada por Tilder-LCI-Opinion Way.

Además, en las redes sociales circulan mensajes donde critican con dureza la intención de los dueños de clubes de evadir dicha obligación, ya aprobada en la Asamblea Nacional.

“¿En qué van a ir a protestar, en sus autos Ferrari o Jaguar, puede ser?”, se pregunta un usuario, mientras otro señala: “¿huelga de millonarios?, es un insulto para quienes ganan un salario mínimo o están en el desempleo”.

Interrogado sobre el movimiento de la UCPF, Laurent Blanc, entrenador del París Saint-Germain, el equipo más caro del balompié francés y propiedad de un consorcio qatarí, dijo apoyar a los propietarios, si bien no comparte el medio utilizado para protestar.

“Yo prefiero jugar”, dijo Blanc, y expresó su confianza de que antes del 30 de noviembre se encuentre una solución.

Un editorial del vespertino Le Monde señala que la huelga, si finalmente tiene lugar, constituirá un hecho inédito desde el punto de vista del derecho laboral, porque será el dueño de la empresa quien exigirá a sus asalariados -los jugadores- que dejen de trabajar.

El paro, añade el texto, seguramente será impopular y, desde el punto de vista de quienes luchan todos los días por sobrevivir es, sobre todo, indecente.

Comentarios con Facebook