LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Un muerto y varios heridos en conflictos en Perú

enfrentamiento-bolivia

Lima, 25 oct (PL) Un muerto y una veintena de civiles y policías heridos, así como un grupo de estudiantes detenidos, es hoy el saldo de conflictos registrados en Perú en las últimas 24 horas en diversas regiones y por distintos problemas.

El nativo amazónico Jaime Inuma murió en un hospital de Lima, víctima de un disparo en la cabeza en disturbios durante una huelga en la ciudad de Yurimaguas, región amazónica nororiental de Loreto, que dejaron otros cuatro heridos.

La paralización, por demandas de obras de agua potable y alcantarillado, se suspendió para que el Frente de Defensa de la Provincia de Alto Amazonas, que la dirige, dialogue con el gobierno sobre el reclamo.

En Lima, 13 estudiantes pasaron la noche presos, 12 en la policía de Seguridad del Estado y uno en la dirección contra el terrorismo, tras ser detenidos en el segundo día de protestas en la Universidad Nacional de Educación, conocida como La Cantuta, que dejaron 15 estudiantes y dos policías heridos.

Parte del alumnado rechaza la intervención del centro por 120 días, dispuesta por la no gubernamental Asamblea Nacional de Rectores, que invocó situaciones de desorden y corrupción para la medida.

El presidente de la comisión interventora, Freddy Aponte, sostuvo que los desórdenes son promovidos por autoridades afectadas y el Movimiento por la amnistía y los derechos fundamentales de expresos del grupo armado Sendero Luminoso, lo que rechazan los alumnos descontentos.

Al mismo tiempo, una protesta pacífica contra el incremento de la tarifa de la matrícula mantiene cerrado desde ayer el ingreso a la estatal Universidad Federico Villarreal, sin incidentes.

Reportes de prensa indican, por otra parte, que cuatro policías resultaron heridos por pedradas lanzadas por mineros informales en la localidad de Pullo, en la región centroandina de Ayacucho, que rechazaban una inspección judicial de verificación de la toma de un terreno por los mineros.

En la sureña región de Arequipa, en el municipio de Islay, hubo 10 policías heridos y varios manifestantes afectados por gases lacrimógenos, durante una protesta de pobladores que denunciaron una maniobra de la transnacional minera Southern para aparentar la aprobación social a su proyecto Tía María de ampliación de sus operaciones.

La manifestación rechazó un “taller informativo”, mecanismo de consulta previa para la aprobación de emprendimientos mineros, y los pobladores denunciaron que se realizaba con gente ajena a la zona, cuya población rechaza el proyecto por considerar que depredará el agua y afectará a la agricultura.

Una huelga general se inició de otro lado en la provincia de San Román, en la región Puno, colindante con Bolivia, en demanda de diálogo con la alcaldía sobre reclamos contra el aumento de los impuestos municipales.

Comentarios con Facebook