AMLO pide una alianza de partidos contra reformas fiscal y energética

amlo-lopez_obrador-morena

México, 27 oct (PL) El excandidato presidencial mexicano Andrés Manuel López Obrador llamó hoy a los senadores de los principales partidos de la oposición a construir una alianza en contra de las reformas fiscal y energética impulsadas por el Gobierno.

Ante miles de personas reunidas en el Zócalo capitalino, el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pidió a los miembros del Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática honrar al órgano legislativo y demostrar que el Ejecutivo ya no es el poder de los poderes.

Ese llamado también lo dirigió al Partido del Trabajo y al Movimiento Ciudadano, ambos formaciones de izquierda, al argumentar que no hay justificación para apoyar los acuerdos realizados en el extranjero por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, para privatizar el sector energético.

Tengo información de que cuando Peña Nieto concertó fuera del país la reforma energética inició aquí, con su grupo, la labor de convencimiento y captación de los dirigentes de los partidos políticos supuestamente de oposición, manifestó López Obrador en un mitin que había anunciado hace varios días.

De acuerdo con el dirigente del Morena, se pactó que una formación apoyaría al gobernante Partido Revolucionario Institucional en la reforma fiscal y otra lo haría en la energética, a fin de alcanzar los votos necesarios para la aprobación de las iniciativas.

Espero estar equivocado, pero no va a pasar mucho tiempo para que salga a la luz esta burda negociación, expresó a sus simpatizantes, que según presenció Prensa Latina, llegaron al Zócalo con numerosas pancartas y consignas en contra de las propuestas gubernamentales.

López Obrador agregó que, en caso de aprobarse la reforma energética, presentarán demandas contra Peña Nieto y los legisladores que traicionen a la patria, conforme lo establece la Constitución y el Código Penal Federal.

Al mismo tiempo, pidió posponer la reforma fiscal, y consideró que primero debe aplicarse un plan de austeridad para ahorrar 385 mil millones de pesos (unos 30 mil millones de dólares) del presupuesto público con la eliminación de gastos innecesarios y privilegios de los altos funcionarios.

Recordó a sus simpatizantes que ya cuentan con un plan de acción, el cual establece que cuando entre a discusión la reforma energética en el Senado, realizarán un cerco pacífico en esas instalaciones legislativas y, en caso de ser aprobada, organizarían otro en la Cámara de Diputados.

Dentro de ese plan se incluye además la realización de cercos pacíficos en los 31 congresos estatales, por tratarse de una reforma constitucional que requiere la aprobación de por lo menos 16 de ellos.

El excandidato presidencial anunció también que la próxima semana enviará cartas a las petroleras extranjeras, con el objetivo de informarles que los contratos de utilidad compartida comprendidos en la reforma energética no tendrán validez legal.

Comentarios con Facebook