Iniciarán juicio por escándalo de escuchas en prensa británica

espionaje-telefonico

Londres, 27 oct (PL) El tribunal capitalino de Old Bailey iniciará mañana el juicio contra una decena de implicados en un escándalo de escuchas, tras el cual fue cerrado el dominical sensacionalista The News of the world, adelantó hoy la televisión local.

Rebekah Brooks, expresidenta de The News International, el grupo del emporio mediático de Rupert Murdoch encargado de administrar el rotativo de mayor tirada del Reino Unido (dos millones 800 mil ejemplares), estará entre los primeros en comparecer a juicio.

Otros de los implicados será Andy Coulson, quien debió renunciar en enero de 2011 a su cargo de asesor de prensa del primer ministro conservador David Cameron, en pleno auge del escándalo en el que se acusó al dominical de espiar llamadas de unas cuatro mil personas.

Brooks, quien dirigió a The News of the world de 2000 a 2003, antes de que Coulson la sustituyera hasta 2007, cuando éste fue llamado a trabajar por el ejecutivo, se declaró inocente en junio pasado ante cinco acusaciones presentadas en su contra.

La exjefa de News International y amiga personal de Cameron, quien debió renunciar a su puesto en julio de 2011, rechazó los cargos por conspirar para interceptar teléfonos, por ejercer mala conducta en puesto público y por obstruir la justicia, entre otros.

Coulson hizo lo mismo al ser llamado a las vistas preliminares, destaca la prensa local.

El escándalo abarcó denuncias de escuchas telefónicas de políticos, personalidades de la cultura y la realeza británica, así como familiares de militares fallecidos en conflictos como los de Iraq y Afganistán.

Un total de ocho personas, muchos de ellos directivos y empleados de The News International, acuden al proceso judicial, en el marco del cual fueron arrestados empleados de la citada publicación que fue cerrada en julio de 2011, luego de 168 años de existencia.

El escándalo derivó en un fuerte debate nacional sobre el papel de los medios de difusión y sus vías para obtener información, mientras se estudia una nueva regulación en esa esfera, carente por ahora de consenso entre el Gobierno y la prensa.

La implicación de Coulson en el escándalo tocó de cerca al conservador jefe de Gobierno, quien debió pronunciarse de inmediato por un endurecimiento de las regulaciones sobre la ética periodística, destaca la prensa local.

Comentarios con Facebook