Socialdemócratas checos inician negociaciones para formar gobierno

© CE/ECFlag of the Czech Republic6/12/2003

Praga, 27 oct (PL) Tras ganar con dificultad los comicios parlamentarios adelantados, los socialdemócratas checos inician hoy un largo camino para formar un nuevo gobierno, en el cual podrían estar los comunistas, por primera vez en casi 25 años.

El Partido Socialdemócrata checo (CSSD) obtuvo el 20,45 por ciento de los votos, de acuerdo con datos preliminares de los comicios del viernes y sábado pasados, ofrecidos por la Comisión Nacional de Estadísticas.

Tal resultado, por debajo del 22,09 de 2010, le garantiza al CSSD 50 de 200 escaños del Parlamento, mientras su posible aliado, el Partido Comunista (KSCM), contó con casi 15 por ciento de los votos y retiene 33 escaños. Ello será insuficiente para formar mayoría.

En la votación, en la cual participó solo el 59 por ciento de los ocho millones de empadronados, el movimiento Acción de Ciudadanos Descontentos (ANO 2011), del magnate agroindustrial y mediático Andrej Babis, acumuló 18,65 por ciento de los votos.

De esa forma, ANO 2011, que intentó acaparar durante su campaña el voto de castigo a un fragmentado gobierno conservador, controlará 40 escaños. Babis ya anunció que le sería imposible acatar el programa del CSSD para formar un coalición en el ejecutivo.

La derecha salió mal parada con un retroceso notable del hasta ahora partido gobernante ODS, del exprimer ministro Petr Necas, que pasó de un 20,22 hace tres años a 7,72 en esta contienda en las urnas.

El centroderechista TOP 09, del exministro del Exterior Karel Schwarzenberg, quedó con 11,9 puntos, por debajo del 16,7 de 2010.

Antes de conocerse el resultado de los comicios, los sondeos le daban un respaldo de 26 por ciento al CSSD, 18 al KSCM y 16,5 al ANO 2011.

El líder socialdemócrata Bohuslav Sobutka admitió que su partido obtuvo una “amarga victoria”, en reconocimiento de sus dificultades futuras en su tarea de formar una mayoría de gobierno, para lo cual deberán buscar el apoyo de al menos otros 18 diputados.

Con anterioridad, el presidente checo, Milos Zeman, y Sobutka admitieron la posibilidad de crear con el KSCM una alianza en el poder, al que regresaría el CSSD, luego de seis años en la oposición.

Necas debió renunciar en junio pasado, en medio de multitudinarias protestas contra las medidas de austeridad y la corrupción en el ejecutivo, lo cual provocó la salida del TOP 09 de la alianza gubernamental.

Zeman había situado a Jiri Rusnok al frente de un gobierno tecnócrata que nunca contó con apoyo suficiente en el legislativo, lo que llevó a la disolución de ese órgano y a la convocatoria de comicios anticipados.

Comentarios con Facebook