Turquía inaugura túnel que une a Europa y Asia

TREN-TUNEL-EUROPA-ASIA

Ankara, 29 oct (PL) Turquía celebra los 90 años de su proclamación como República con la inauguración hoy del Marmaray, primer túnel ferroviario submarino que une el territorio europeo y asiático de este país.

Calificada por la prensa local como la obra del siglo, la construcción está ubicada a 62 metros bajo el Bósforo, estrecho que divide a Estambul, una de las ciudades turcas más pobladas.

El túnel, con cerca de 14 kilómetros de extensión, permitirá la comunicación entre ambas riberas mediante un servicio ferroviario de cuatro minutos de duración y con capacidad para 75 mil pasajeros por hora, anunciaron fuentes oficiales.

La obra, además de ser una joya de la arquitectura turca, beneficiará a millones de habitantes que deben trasladarse a diario de una región a otra del país por vía marítima o cruzando los dos puentes del Bósforo, donde el tráfico es muy denso, reportó la prensa local.

Asimismo, los arquitectos prevén ampliar el proyecto y convertirlo en una ruta de comunicación entre China y Europa.

La construcción del túnel se inició en 2004 y demoró nueve años debido a interrupciones provocadas por descubrimientos arqueológicos.

Según el ministro turco de Comunicaciones, Binali Yildirim, esta obra significa la unión de dos civilizaciones, la Occidental y la Oriental.

Comentarios con Facebook