España abandona la recesión en el tercer trimestre

españa_economia

Madrid, 30 oct (PL) La economía española salió de la recesión en el tercer trimestre de 2013 con un crecimiento de 0,1 por ciento, confirmó hoy aquí el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con los datos provisionales difundidos por el organismo estatal, entre julio y septiembre el Producto Interno Bruto (PIB) aumentó 0,1 por ciento, tras nueve trimestres consecutivos de descensos.

Las cifras del INE coinciden con la estimación realizada hace una semana por el Banco de España, que entonces adelantó el fin de la recesión más larga de la etapa democrática de España.

No obstante, en tasa interanual, el PIB se contrajo 1,2 por ciento desde la caída de 1,6 por ciento experimentada en el segundo trimestre, agregó la fuente.

La oficina estadística explicó que este resultado es consecuencia de una aportación todavía negativa de la demanda nacional, la cual fue compensada parcialmente por una contribución positiva de la demanda externa.

En sus estimaciones del pasado día 23, el supervisor central indicó que la recuperación fue posible por una mayor aportación positiva de la demanda exterior a la economía, fundamentalmente por el empuje de las exportaciones y la contención de las importaciones.

El Producto Interno Bruto no había dejado de contraerse desde el segundo trimestre de 2011, cuando disminuyó 0,1 por ciento, según la última revisión publicada por el INE.

En esa revisión también se modificó la evolución del PIB en el tercer trimestre de aquel año: en lugar de estancarse, como se informó en un principio, la actividad económica disminuyó 0,3 por ciento.

De esa manera, este país ibérico entró en recesión en el tercer trimestre de 2011, en lugar de en el primero de 2012, tal y como se dijo en ese momento.

Golpeada por el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008 y la crisis financiera internacional, la cuarta economía de la Eurozona vivió dos períodos de recesión en los últimos cinco años.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy prevé un desplome del PIB de 1,3 por ciento al cierre de este ejercicio, ligeramente mejor que en 2012, cuando bajó 1,6 por ciento.

Para el próximo año auguró un crecimiento de 0,7 por ciento, aunque el paro, cercano a los seis millones de desempleados, continuará siendo el principal dolor de cabeza del Ejecutivo, con tasas de 26,6 y de 25,9 por ciento en 2013 y 2014, respectivamente.

Los datos completos de la contabilidad nacional trimestral serán publicados el venidero 28 de noviembre.

Comentarios con Facebook