HAY QUE SER BUEN PESCADOR

guillermo robles

El mundo de la moda fue marcando el modo de vestir de cada continente influyendo en cada uno de nosotros de alguna manera en la historia del ser humano. Algunas tendencias fueron viajando desde distancias impensables y sin la remota idea de que fueran a impregnarse en culturas totalmente diferentes, pero muy independiente de verse bien o como diría la frase de que “la moda lo que te acomoda”, trajo consigo un beneficio en la activación de la economía de cada país.

Uno de los comercios más antiguos del mundo que ha permitido el crecimiento económico y dominio de cualquier ciudad, país o continente es el del rubro textil que durante siglos ha marcado la pauta entre la civilización de mundos y generador de trabajo para la humanidad.

No hay duda de que éste mantiene también al mundo de la moda, como una manera de expresión humana para definir no solo la personalidad de una persona sino también marca la impresión de una cultura a otra.

Su importancia no queda únicamente en las prendas de vestir, sino también su participación ha sido dentro del mundo industrial como el automovilístico, entre otros diversos usos de la industrialización y generadores de trabajo como las maquiladoras.

Después de haber entrado a México muchos productos chinos de manera ilegal, obviamente que las grandes empresas asiáticas han visto una extraordinaria oportunidad en todo el llamado “Nuevo Mundo”, es decir, en el Continente Americano para que de manera legal haciendo gestiones conla Organización Mundialdel Comercio y lográndolo sacar adelante, esto ha permitido su aceptación en muchas partes del planeta, obviamente respetando los tiempos de acuerdos de tratados de comercio entre diferentes naciones pero que han sabido tener paciencia y tolerancia con los bloqueos arancelarios tan elevados.

Estas medidas comerciales para detener al gran dragón han colocado a México en una posición cómoda dentro de los primeros lugares tanto para las pocas maquiladoras que quedan en el país, así como del sector empresarial en el mercado textil, que durante las últimas décadas se convirtió en un dolor de cabeza para Estados Unidos, colándose China en primer lugar con nuestro vecino del norte.

Esta situación  tiene un doble filo porque mientras el gigante dragón se apodera de Estados Unidos esto significa una baja en las exportaciones en el mundo del vestir y maquiladora mexicana.

Ante este tipo de amenazas México sigue sin tomar ninguna medida y no olvidemos que la mano de obra barata de China está por debajo de la mexicana representando otro golpe en la economía mexicana.

Otra de las ventajas que tiene China es que sus costos de producción son más bajos porque ser productores en variedades de hilo y fibras que no se hacen en el país, incluyendo la cantidad de otros productos dentro de su elaboración que pueden parar una línea de producción mexicana como la de los botones teniendo que esperar a que lo mande el proveedor autorizado.

Mientras que el “dragón asiático” se come al mundo por su especialización en el mundo textil, y no queriendo esperar hacer triangulaciones comerciales para penetrar al país, y México junto con todos sus Cámaras dela Industriade Transformación se le volteó quedándose pasivos.

Gran importancia tienenla CANACINTRAde cada Estado dela República Mexicana, así como las famosas Cadenas Productivas si no saben cómo orientar a la industria textil para ser más competitivo ante una amenaza para ser desplazados.

Es mejor enseñar a pescar que dar el pescado dando soluciones qué hacer, porque no se puede hacer una cultura cuando la economía de los mexicanos está tan castigada que obviamente cualquiera va a comprar un producto más barato sin importar banderas más que la de su bolsillo.

Urge, más que ser necesario, que industriales y en general los empresarios mexicanos, despierten de su letargo y modorra para alcanzar la competitividad  que requiere el México actual y salir al resto del Mundo con agresividad, pero en particular a posesionarse de mercados “vírgenes” y no esperando que el gobierno federal quien les marque y señale el camino.

Jamás hay que olvidar que el mundo de los negocios, es para los audaces, para quienes con su esfuerzo y entrega, además de creatividad se lanzan a competir en esta creciente globalización porque no hay otras rutas.

No hay que esperar que nos traigan o den el pescado, pues siempre lo más importante y benéfico es pescarlo nosotros mismos.(Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook