Anuncian aspiración de Sarkozy de postularse a presidencia francesa

nicolas_sarkozy_rumbo_releccion

París, 31 oct (PL) El exjefe de Estado francés Nicolás Sarkozy (2007-2012) desea ser candidato de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) para las elecciones presidenciales de 2017, afirmó hoy su antiguo ministro de Transportes Dominique Bussereau.

El extitular expresó esa convicción después de una reciente reunión con Sarkozy.

“Yo salí del encuentro con la idea de que él quería ser candidato”, dijo Bussereau a la cadena RTL.

Frente a esta perspectiva, el exfuncionario planteó sólo una reserva: la obligación de los aspirantes a someterse a elecciones primarias dentro de su partido.

Recordó que varios miembros de la UMP aspiran al Palacio del Elíseo, entre ellos François Fillon y Jean-François Copé.

Fillon, quien fue primer ministro durante el gobierno de Sarkozy, declaró recientemente que disputará una eventual candidatura presidencial con el exmandatario y añadió que de hecho está en competición con él.

La idea de un retorno de Sarkozy a la silla presidencial tomó fuerza cuando a principios de octubre los jueces encargados del llamado escándalo Bettencourt desestimaron los cargos en su contra.

El expresidente estaba acusado de aprovecharse de la demencia senil de la heredera del imperio L’Oréal para financiar su campaña electoral, pero según los magistrados de Burdeos Jean-Michel Gentil y Valérie Noel, “los indicios eran demasiado endebles como para motivar un proceso judicial”.

El sobreseimiento del caso allanó el camino al exmandatario para volver a la política y presentarse a las elecciones presidenciales de 2017.

Sarkozy fue derrotado en las urnas en mayo de 2012 por François Hollande, del Partido Socialista, y aunque no ha manifestado públicamente sus aspiraciones, es señalado como el favorito de los simpatizantes de su partido.

El exjefe del Palacio del Elíseo ha sido salpicado también por otros escándalos, como un posible financiamiento de su campaña por parte de Libia, el caso Karachi, relativo a las comisiones derivadas de la venta de armas a Pakistán, o el del polémico arbitraje que favoreció al empresario Bernard Tapie.

Comentarios con Facebook