Protestas contra desempleo en región francesa de Bretaña

francia-jubilaciones-5

París, 2 nov (PL) Miles de personas están convocadas a una manifestación hoy contra el desempleo en la región francesa de Bretaña, donde el cierre parcial o total de numerosas empresas agropecuarias destruyó una gran cantidad de fuentes de trabajo.

La protesta está convocada por la organización sindical Fuerza Obrera y cuenta con el apoyo de algunas autoridades locales.

Firmas como la procesadora de carne de cerdo Gad, las avícolas Doux y Tilly Sabco, la pesquera Manire-Harvest, así como Boutet-Nicolas, de la rama de legumbres, despidieron en meses recientes a una parte de su personal debido a la situación económica.

El 31 de octubre Tilly Sabco anunció una nueva reducción de sus actividades, esta vez en el área de la exportación, lo cual implica el fin de cientos de empleos en esa rama.

Líderes gremiales denunciaron que el envejecimiento de la tecnología, la falta de inversión privada y estatal, y las duras normas de la Unión Europea impuestas a los productores tienen a esa zona al borde de la quiebra económica y social.

Recientemente el ejecutivo aprobó un fondo de 12 millones de euros para estimular la producción en el área, pero la medida fue considerada insuficiente ante la magnitud del problema.

Bretaña es una región del occidente de Francia que agrupa a los departamentos de Finisterre, Côtes-du-Nord, Ille-et-Vilaine, Loire-Inférieure y Morbihan y donde, excepto algunas industrias, la mayor parte de la economía depende del sector agropecuario y la pesca.

La acción de este sábado tendrá lugar una semana después de protestas masivas contra un impuesto al transporte pesado por carretera, que terminó en enfrentamientos entre la población y la policía con saldo de varios heridos, uno de ellos con una mano amputada.

A la postre, el gobierno decidió atrasar el cobro de ese tributo, cuya puesta en marcha estaba prevista a partir de enero de 2014, lo que no impidió la convocatoria a esta nueva manifestación.

Los organizadores de la marcha hicieron varios llamados a la calma durante los últimos días para evitar nuevos hechos de violencia.

Mientras, el ministerio del Interior movilizó a unos 600 efectivos hacia la ciudad de Quimper, donde tendrá lugar la protesta principal, para mantener el control del lugar.

La Confederación General del Trabajo, la Federación Sindical Unitaria y la agrupación Solidarios llamaron a otra manifestación en la cercana comuna de Carhaix para desmarcarse de la marcha en Quimper, donde asistirán varios dueños de empresas de la región.

Comentarios con Facebook