Manejo Irresponsable de las Finanzas Públicas: Mario Delgado

mario-delgado-619x348

Al recurrir al estilo Fobaproa de “me endeudo y  luego que el Congreso firme la cuenta”, el Presidente Peña Nieto “ha cometido un error que lo marcará en su credibilidad para el resto de su sexenio”, aseguró el senador Mario Delgado Carrillo, al advertir que el paquete fiscal para 2014 muestra un “manejo irresponsable, para el desastre”.

Enfático, el legislador del PRD, advirtió que con esta política económica se regresa a fórmulas del pasado que han provocado mucha pobreza y mucho dolor en las familias mexicanas. “Más impuestos y más deuda para financiar un tren de gasto a todas luces insostenible”, como “para que no se nos olvide quien es el PRI”.

Preocupado por el manejo de las finanzas públicas federales, el integrante de la Comisión de Hacienda, dijo que con independencia de la ilegal solicitud de déficit adicional para regularizar el ejercicio 2013, el déficit público de 1.5 por ciento del PIB para el 2014 será el más elevado desde 1990, y si se incluye la inversión de Pemex, se prevé un déficit de 3.5 por ciento del PIB,  será el más alto desde 1989.

Hizo ver, el ex secretario de Finanzas del D.F. que ante la previsión de menores ingresos para este año la ley señala que el gobierno debe reducir el gasto corriente, empezando por el de comunicación social, pero “ha preferido mantener su nivel de gasto, endeudarse y pasarle la cuenta al Congreso para que se la regularice”.

¿Si el gobierno hace lo mismo el año que entra?”, se preguntó Delgado Carrillo,  porque a pesar de que el gobierno ofrece someterse a una regla de balance estructural (que aún no ha sido definida),  no hay de dónde agarrarse para creer que a partir de 2015 entraremos en una ruta para estabilizar el gasto público.

El supuesto más cuestionado en el paquete de 2014, para el senador del Sol Azteca, es el del crecimiento de 3.9 por ciento para el 2014, ya que la SHCP informó que en el tercer trimestre de 2013 la economía creció 0.9%,  lo cual cancela la meta oficial de 1.7% y apenas superaremos el 1% anual, mientras el FMI, en su escenario más optimista estima que México podría alcanzar 3 por ciento en 2014.

Para el senador perredista, la interrogante es de dónde vendrá el crecimiento, porque del sector público no; en el presupuesto de egresos –a pesar del discurso- no hay un programa de reactivación económica que vaya a impulsar la inversión en rubros que nos saquen del espasmo económico en el que estamos; de los ingresos adicionales para 2014 sólo 14 por ciento se irá a inversión física, el resto será para gasto corriente

Agregó que del sector privado será difícil puede impulsarse el crecimiento, las nuevas cargas tributarias cuando menos provocarán incertidumbre y seguramente mayor precaución en sus inversiones, además, el sector de la construcción está parado y no hay propuesta para revertir esta tendencia.

El crecimiento, sostuvo, tampoco vendrá por el lado del consumo, pues está en sus registros más bajos de los últimos cuatro años -en mayoreo y menudeo- y la cartera vencida de la banca comercial se incrementó 50 por ciento en el último año.

Por ello, aseguró que a esta administración prisita se la tragó la inercia, “no sólo perdieron la oportunidad de replantear la estructura, calidad y transparencia del gasto público, sino que están demostrando que tienen los mismos vicios, pero a mayor escala que los panistas.

Y, el también presidente de la Comisión del D.F.,  recordó: “El gasto corriente se incrementó cada año 5 por ciento real entre 2000 y 2012; para 2014 crecerá 10 por ciento. ¿Podemos seguir aumentando nuestro nivel de gasto al ritmo que lo ha hecho en los últimos años? Todo indica que no”, se respondió.

Planteó que Calderón contó con excedentes petroleros que le permitieron incrementar el gasto y presentar aparentemente buenas cuentas. De 2009 a 2012, el déficit promedio fue de 2.6 por ciento del PIB, pero de no haber contado con los excedentes petroleros la cifra se hubiera elevado a 4.1 por ciento.

Concluyó Delgado Carrillo, que el dinero fácil llevó al gobierno rápidamente a los excesos y, a pesar de los excedentes, desde 2009 nos empezamos a endeudar para pagar deuda. “Para 2014 esta situación alcanzará niveles preocupantes”.

Comentarios con Facebook