Veneno Puro

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*¡No nos Dejan!

*Notas Atrasadas

*Pobres Monarcas

Hace unos días, en Guadalajara, con motivo de la Cumbre de Negocios, una joven universitaria, Bianca Patricia Treviño, designada para leer un discurso preelaborado, formal, oficial y siguiendo los protocolos optó por salirse de ellos, se aferró al podio con cierto nerviosismo y comenzó a improvisar una alocución cargada de reproches al gobierno de México por la evidente negligencia del mismo en torno a la generación de riqueza, de empleos y destinos a cambio de buscar fotografías fáciles con los damnificados de los desastres naturales, los niños triquis que asombraron a la opinión pública ganando un torneo mundial de baloncesto jugando con los pies descalzos, o animando a la “primera dama”, Angélica Rivera Hurtado –sobrina del ex presidente miguel de la madrid hurtado, en minúsculas, por cierto-, para donar sus órganos en un gesto en lo que lo más representativo fue el gesto de la señora, sonriente pero con una profunda tristeza y la mirada perdida como si algún agobio personal le hubiese carcomido por dentro.

Y es natural que así sea. ¿Cuántas veces hemos insistido en que la vida privada de los hombres públicos y las mujeres que ejercen la política debe ser ventilada cuanto tienen consecuencias en el ámbito público y modifican parte o todas las líneas generales? Un mandatario que sale de la residencia oficial a disgusto por confrontar disputas familiares, de menor o mayor calado, reclamos o reproches, incluso incapacidad para serenarse en la intimidad por la angustia de no saber encaminar la nave de la República –la terrible soledad del poder, un lugar común que tantas veces ha sido justificante-, no puede hacerlo con la mente fría y la serenidad necesarias para ponerse al mando del timón.

Son pocas, poquísimas, las oportunidades que tiene el mandatario en ejercicio para medir el pulso de su real popularidad más allá de los cantos de sirena que escucha en cada momento. El genocida díaz ordaz, quien podría haber sido un magnífico presidente si la soberbia no le hubiera cegado en aquel segundo semestre de 1968, solía expresar que los mejores días, para él, era aquellos cuando no salían los periódicos, por los días festivos, y podía evitar así la lectura de información crítica o medianamente contraria a las líneas por él señaladas. ¡Y lo decía cuando el control de los medios, específicamente los llamados “nacionales” porque se editan en la capital del país como si sólo importara lo que en ésta se piensa, era casi total, con muy escasas excepciones e insana actitud represiva contra los directores de medios disidentes o en abierto desafío! Los testimonios sobre ello son numerosos.

Por todo ello, las palabras de Bianca Patricia calaron hondo en un auditorio que pretendió suavizar las tensiones con una breve ovación destinada a que se callara mientras el maestro de ceremonias intentaba retirarle los micrófonos, lacayuno y desesperado. Frente a ella, el presidente Peña, incómodo ante los representantes de diversas economías en el mundo, pretendió mostrarse imperturbable pero no pudo evitar una palidez que creció tanto como los rumores sobre los males físicos que le aquejan y hacen subir los decibeles a los llamados de Andrés Manuel López Obrador sobre la posible crecida de su causa, esto es la conquista del poder para una izquierda radicalizada pero formada ahora por los desechos sólidos del PRI incluyendo a no pocos antiguos represores –Monreal, Camacho, bartlett, salazar mendiguchía y otros apellidos que deben también escribirse con minúsculas por cuanto a sus historias negras-, justificados por el gran icono de un sector –léase, UN SECTOR- de la izquierda fraccionada bajo la falacia d que el pasado quedó atrás… como el himno priísta escrito por el propio tabasqueño cuando fungió como presidente de este partido en su natal entidad. Es decir, como suelen alegar los fascistas españoles, de nada sirve la memoria histórica.

El mismo criterio, sí, de quienes, franquistas amargados por la repulsa histórica a los crímenes de quien fue llamado “el caudillo” con una petulancia similar a la de nuestra “Alteza Serenísima”, Santa Anna, uno de los tres antihéroes mayores de la patria al lado de Victoriano Huerta Márquez y Agustín de Iturbide –el último también con inclinaciones imperiales como las que pretendieron los conservadores del siglo XIX, esto es la derecha en su conjunto, al ofrecerle el territorio patrio a un príncipe extranjero, Maximiliano, el enajenado barbado de Miramar, la supuesta “corona” de México, inexistente en la historia y en la lógica política de todos los tiempos-.

Todavía hoy, los herederos del franquismo mandan. Por un lado el zángano Borbón instalado en el palacio de La Zarzuela, en Madrid; y, por el otro, el repulsivo Mariano Rajoy Brey, cuyo desprestigio es tal, por efectos de su corrupción, que está a punto de que su partido, el Popular, se le deshaga entre las manos perdiendo a la mitad de su militancia, esta es la que le repudia, en una nación socavada y a punto de escindirse por la necedad de los catalanes y la arcaica visión de los vascos; los primeros, se pretenden tan vanguardistas que estiman necesario prohibir hasta la posibilidad de disentir –fascismo puro-, y los segundos consideran, en buena medida, que deben privilegiar el paso de los celtas –de quienes proviene su idioma arcaico-, sin el menor concepto de hispanidad entre ellos. Rotas las fuentes de la unidad ni siquiera el Himno ibérico tiene letra y en buna parte de su territorio se rechaza la bandera de la monarquía exaltándose ya las de cada región o la Republicana, sin coronas ni seños monárquicos de por medio. Cualquier español debiera sentirse orgulloso cuando sale al viento el pendón liberado de las ataduras imperiales que han sido, a través de una historia siniestra y poco enaltecedora salvo por la recurrencia a llamar “conquista” a la desigual invasión de los pueblos d Mesoamérica, que no México ni Perú naciones que surgieron iniciada la centuria de 1800, para considerarse con derechos a mantener el saqueo contumaz de nuestros recursos naturales y de los dólares de nuestro mercado gracias al aval del Banco de México cuyas reservas monetarias ya superan los 173 mil millones de dólares… sobre un país devastado, temeroso y, de manera ominosa, sojuzgado por las potencias del norte.

¿Cómo entender de otra manera, a la vista de la pobreza creciente y sin detenernos en los parámetros oficiosos que construyeron los Fox, que un banco con capital español, el BBVA-Bancomer, presuma como lo viene haciendo desde 2008, que cuatro de cada diez dólares de utilidades de su consorcio provienen de México y de la filial adquirida a precios de ganga, diez veces más barata, que los bancos de Chile también fusionados?¿A cambio de qué surgió la oferta en la era del foximo traidor que ahora se plantea seguir erigiendo la figura del amoral Vicente como un referente casi de castidad… por la inutilidad de su paso por la Presidencia y la imposibilidad de aquel mandatario para ejercer su varonía? Como esta historia “privada”, con efectos brutales en los escenarios públicos dado que nos gobernó durante tres años, cuando menos, la señora de “las muchas faldas”, otras igualmente han sido sesgadas o silenciadas bajo el sambenito de no construir señalamientos supuestamente febriles porque se apartaron de las líneas gubernamentales. Mil veces a este columnista le han señalado por ello… reconociéndose después sus argumentos.

Sí, como bien dijo la joven universitaria en Guadalajara, “no nos dejan”… vivir con libertad, ni ser auténticos. Por eso los descalabros culturales de Peña, armado con las piezas del rompecabezas del viejo priísmo, y las confrontaciones con jóvenes pensantes –recuérdese cómo se formó el grupo “Yo soy#132”, a partir de una insolencia del entonces candidato presidencial del PRI quien pretendió una pretenciosa justificación sobre la represión en San Salvador Atenco en 2006, siendo gobernador del Estado de México-, con mayor capacidad para el debate a pesar de la experiencia acumulada por el mandatario. Por eso, claro, los gestos suben de tenor… pero ello tiene una segunda lectura.

Es obvio que los grandes empresarios de este país, los que acumulan las mayores fortunas, presionan y financian a quienes encaran al presidente que se adelantó, acaso, al encararlos, desde su asunción, y ahora les “castiga” con tasas impositivas mayores. Están más molestos que cuando hablaron de López Obrador como un “peligro”, ridiculizándose; ahora, por debajo de la mesa, gestionan el empuje de los mentores disidentes y pueden estar detrás de las manifestaciones exaltadas congtra la administración actual.

Para fortuna de ellos, encuentran material propicio por la negligencia, torpeza y pobreza de miras de cuantos integran el gabinete presidencial y del propio jefe de éstos. En estas condiciones, los pretendidos visionarios –ya hablaremos de los propósitos desproporcionados sobre una presunta reelección-, se convierten en falaces simuladores… como lo fue zedillo quien ahora solicita “blindar” a México contra las turbulencias económicas provocadas desde los Estados Unidos en donde él es consejero de no pocos consorcios que nos hincan el diente.

Mirador

Resulta que algunos cotidianos de esos que se dicen “nacionales” con pretensiones de aumentar el monto de sus facturas, publican, con asombro, que el BBVA-Bancomer, admita que el cuarenta por ciento de sus utilidades proviene de México, su gran filial gracias a la generosa oferta que les fue hecha con el aval del gobierno foxista y la complicidad del consejo de administración de la institución mexicana cuya otra opción, la de fusionarse con Banamex luego adquirido por la gran “lavandería” de dinero sucio, el Citygroup, hubiese permitido a estas instituciones otrora mexicanas, competir, en similar nivel, con los grandes bancos del mundo. Tendríamos, ahora mismo, una mayor fortaleza para encarar esas turbulencias d las que habla el simulador zedillo –minúsculas, claro-, siguiendo el mismo discurso que utilizó cuando habló, durante su mkandato, que nuestra economía ya estaba blindada y nada nos harían “los tsunamis” provenientes de Asia. Y nos arrollaron sin remedio con sus ondas expansivas para regocijo de quienes compraron muy barato lo que valía, en los tiempos de Fox y calderón, mucho más.

Es curioso señalar, como lo hice hace algunos días en el Zócalo, una curiosidad: hay semanarios –Proceso, entre ellos, para ser claros- que publican como “historias secretas” lo que este columnista ya expresó, en diversos episodios, en varios de sus libros: “Manos Sucias”, en 1996, “Los Escándalos”, 1999, “Los Cómplices”, 2001, y “Confidencias Peligrosas”, en 2002. Incluso, con la misma fuente, el director del Grupo “Leyenda” de la DEA, Héctor Berreyez. Entonces los mismos que hablan de “secretos” hoy menospreciaron mi trabajo aduciendo que mis fuentes no eran fidedignas aunque estaban citadas y ubicadas. Mintieron porque no se trataba de una investigación propia en el desquiciado parecer de algunos directores de poca monta.

Y de la misma manera, un diario de la ciudad de México, informó sobre la tendencia del BBVA-Bancomer cuando, desde 2009, lo venimos sisteniendo en esta columna y en varios de nuestros libros, especialmente, en “Sin Redención”, publicado en 2012, y “Nuestro Inframundo”, en 2011.

Ya lo saben: si quieren leer lo que se publicará dentro de tres, nueve, doce y hasta diecisiete años, dense un clavado en nuestras obras que tanto desagradan porque hablan en tiempo presente.

La Anécdota

Como sucedió con el PRI, hasta la primera alternancia en 2000, en España la monarquía se resquebraja al crecer las manifestaciones multitudinarias contra la monarquía y a favor de la República.

El obcecado zángano Borbón, Juan Carlos, se aferra a la “corona” aunque ya ni la Reina Sofía le hace caso, menos los Príncipes de Asturias, cansados de esperar a diferencia de Carlos de Gales, en Inglaterra, que ya cumple sesenta y cinco años, los mismos que tendrá López Obrador en 2018 si la sucesión presidencial próxima llega a este año y el icono de la izquierda gana su derecho a una tercera oportunidad.

Hagan sus apuestas. ¿Qué prevalecerá más?¿La monarquía hispana o el presidencialismo autoritario en México?

– – – – – – – – – –  – – –

WEB: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

EL PODER SE CONQUISTA, EN UNA DEMOCRACIA, EN LAS URNAS. NINGÚN SER PENSANTE, EN SERIO, PUEDE CREER EN LA MONSERGA DEL “DERECHO DIVINO DE LOS REYES” PARA RATIFICAR LAS SUCESIONES HEREDITARIAS COMO LAS QUE PRETENDE LA DERECHA EN MÉXICO Y YA SE HAN DADO EN LOS ESTADOS UNIDOS CON LOS BUSH ENTRE LOS CLANES DE MAYOR INFLUENCIA, INTOCABLES. PERO IGUALMENTE NO PUEDE PREVALECER UN MODELO DE GOBIERNO QUE SE BASE, SIEMPRE, EN CONSTRUIR ESCENARIOS CONTRARIOS A LOS PROPÓSITOS GENERALES PARA BENEFICIAR A PEQUEÑAS CASTAS POLÍTICAS Y EMPRESARIALES. ¿QUIÉNES SON LOS VERDADEROS BENEFICIARIOS DE LAS REFORMAS ENERGÉTICA Y FISCAL? POR AQUÍ DEBEMOS COMENZAR… PORQUE NOS LLEVAN HACIA EL MISMO PUNTO, ALLÁ POR CIUDAD CARSO.

Comentarios con Facebook