Deuda de familias españolas en niveles de 2007

banco-españa-gente

Madrid, 4 nov (PL) La deuda contraída por las familias españolas con las entidades financieras se situó en septiembre en 798 mil 45 millones de euros, su nivel más bajo desde febrero de 2007, informó hoy el Banco de España.

Este saldo representa un descenso de 0,58 por ciento respecto al mes anterior (en agosto era de 802 mil 707 millones) y de 4,5 por ciento sobre septiembre de 2012, cuando los hogares acumulaban unos compromisos de pago por importe de 840 mil 759 millones de euros.

De ese monto, 618 mil 579 millones de euros correspondían a créditos hipotecarios concedidos para la adquisición de vivienda, lo que supone el 77,5 por ciento del endeudamiento total de los hogares, según los datos provisionales publicados por el supervisor.

De esa manera, la deuda de las familias, que lleva 10 meses consecutivos a la baja, se mantuvo en los niveles inspeccionados antes del inicio de la crisis en 2008, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

El débito se vio especialmente afectado en términos interanuales por el retroceso de los préstamos al consumo (para fines distintos de la adquisición de vivienda) durante el noveno mes del año, que bajaron 5,5 por ciento, hasta situarse en 176 mil 413 millones de euros.

Esta proporción se mantiene desde hace varios años, ya que la caída de la inversión en vivienda ha sido paralela a la del endeudamiento total, por lo que el importe que las familias destinan a su hogar ocupa la mayor parte de su ahorro.

Respecto a las sociedades no financieras, es decir, las empresas, sus obligaciones cayeron en septiembre un seis por ciento interanual hasta 1,080 billones de euros, el nivel más bajo desde abril de 2007.

La crisis económica y de deuda que vive España desde hace cinco años castigó con dureza a familias y empresas, mientras que el índice de desempleo se situó en 25,98 por ciento de la población económicamente activa al cierre del tercer trimestre.

Según el Instituto Nacional de Estadística, la nación ibérica terminó septiembre con cinco millones 904 mil 700 parados (25,98 por ciento), la tasa más alta de Europa después de Grecia.

El país ibérico cuenta con un millón 807 mil 700 hogares en los que no trabaja ninguno de sus miembros, otro indicador para medir el drama de este flagelo.

Comentarios con Facebook