EL “SEXO DEBIL” QUEDO ATRÁS

guillermo robles
Por Guillermo Robles

Es innegable que el Mundo actual ha cambiado radicalmente en infinidad de renglones, actividades, etc., extendiéndose esos cambios, lo mismo en México y de manera sobresaliente en Coahuila, en donde encontramos profesionistas, trabajadoras, empleadas y cientos y hasta miles de féminas en labores que en el pasado fueron exclusivas del género masculino.

Una de las grandes luchas que ha tenido el ser humano, es indudablemente la igualdad de género. La mujer ha tenido un gran recorrido a lo largo de su camino desde la falta de oportunidades de trabajo, la discriminación y soportar durante siglos el calificativo de sexo débil.

El hombre o “macho mexicano”, durante años la consideró simplemente como alguien con quien procrear, tener lista la comida, limpia la casa, un objeto sexual y hasta limpiar los calzones o carpas “caneleadas del “viejo”, conocido también como ”rayita de canela”

Gracias a las luchas de millones de mujeres enfrentadas alrededor del mundo se fueron abriendo camino, como el derecho de recibir una educación, el acceso a los libros, y el único beneficio que dejaron las Guerras Mundiales fue la oportunidad para entrar al mundo laboral.

El sacrificio de muchas mujeres para hacerse un lugar dentro de la sociedad fueron   la fuente de inspiración de otras para no renunciar a la igualdad de género, pero no solamente eso sino también de capacidad intelectual, laboral y empresarial.

En la actualidad el mundo de la mujer se ha ganado con pulso un lugar muy importante en todos los ámbitos y reconocimiento en todos los rubros e inclusive empiezan a ganar terreno las amas de casa que para algunos retrógradas no lo consideran como un trabajo, cuando realmente no saben que hacen el trabajo de muchos profesionales, pues es la gerente general de las finanzas del hogar, la enfermera, cocinera, niñera, chofer, profesora, y hasta decoradora de interiores; y como no fuera suficiente la peor pagada no solo económicamente sino en un simple reconocimiento a su labor.

En siglo XXI, el sexo débil como le solían decir, se ha convertido en el sexo fuerte, gracias que cada vez más mujeres se están sumando a la superación y la continua preparación profesional, logrando sustituir plazas que eran únicas para el hombre por el simple hecho de ser “hombrecito”, teniendo como consecuencia una libre competitividad en las labores especializadas en el mundo empresarial y político.

Ahora también se puede hablar de mujeres con mucho poder como quien fuera canciller en el gobierno Alemán, Ángela Merkel; o bien la también conocida ex primera dama norteamericana y quien posteriormente ocupó importarte cargo en el Gobierno de Barack Obama,  Hillary Clinton o Dilma Rousseff, Indra Nooyi presidenta de PepsiCo, pero también las hay latinas Sonia Sotomayor  y Ruth Bader Ginsburg, en el puesto más alto de la instancia de justicia del presidente de EU, Cristina Fernández, Presidenta de Argentina, Blanca Treviño, presidenta de Softtek, Cintia Angulo, presidenta de la francesa Alstom en México, Griselda Hernández, presidenta de UPS en el país, por mencionar algunas porque existen mucho más.

Para los incrédulos que pensaron que se trataba de una simple campaña publicitaria del gobernador Rubén Moreira Valdez, ya cumplió al asignar la mitad de su gabinete a la equidad de sexo con Ana Sofía García Camil, Secretaria de Cultura; María Esther Monsiváis Guajardo, Jefa del Gabinete Estatal; Eglantina Canales Gutiérrez Secretaria de Medio Ambiente; Felícitas Margarita Molina Duque, Secretaria del Trabajo, Claudia Elisa Morales de Olmos, Secretaria de Turismo; Verónica Martínez García, Secretaría dela Juventud, entre otras.

Es más claro que el agua, el hecho de que en Coahuila la fuerza de las mujeres ha estado creciendo positivamente con el transcurrir de los años, rompiendo barreras en la obtención de mayores posiciones de nivel jerárquico profesional, laboral y empresarial, ocupando los principales lugares de directivos generales e igualdad entre mujeres poderosas y exitosas.

Los machistas mexicanos que se niegan aceptar ésta realidad, tendrán que doblar su orgullo, porque no podrán negar esta verdad y los hechos, ya que nadie puede rebatir los avances que las mujeres igual mexicanas que de otros países, siguen avanzando y poniendo el ejemplo del porqué han dejado de ser el sexo débil.

Al menos es mi muy personal apreciación y opinión, porque si venimos de una mujer, claro de su vientre donde nos engendran a todos los humanos, lo más justo, leal y merecido es que se reconozca no solo las épocas de sufrimiento y marginación de que fueron objeto, sino la superación de esas diferencias. Insisto, al menos es mi opinión y respeto para todas las féminas de Coahuila y resto de México, porque es innegable que son más las mujeres mexicanas y del resto del Mundo que sobresalen por su capacidad y resultados en los cargos y responsabilidades que les han sido asignadas. (Premio Estatal de Periodismo 2011 Y 2013). www.inrtersip.org

Comentarios con Facebook