Embargan bienes de yerno de rey de España imputado por corrupción

rey-juan-carlos-iñaki

Madrid, 4 nov (PL) La justicia decretó hoy el embargo de varias propiedades del yerno del rey de España, Iñaki Urdangarin, investigado por presunta apropiación indebida de unos seis millones de euros de fondos públicos.

El juez instructor de este escándalo por corrupción, José Castro, embargó a Urdangarin y a Diego Torres, su exsocio en el instituto Nóos, diferentes inmuebles valorados en 6,1 millones de euros para cubrir la fianza de responsabilidad civil que les impuso.

Entre las posesiones confiscadas figura la mansión de Pedralbes (Barcelona), residencia del yerno del monarca Juan Carlos I y de su hija menor, la infanta Cristina, y la mitad de otros bienes pertenecientes a la empresa Aizoon, propiedad de la pareja.

Castro, quien es titular del juzgado de instrucción número 3 de Palma de Mallorca (islas Baleares), recordó en su auto que en enero pasado impuso a los dos socios en el instituto Nóos una fianza con carácter solidario de 8,1 millones de euros.

Posteriormente, la Audiencia Provincial de Mallorca rebajó a 6,1 millones de euros esa suma, con la cual se pretende garantizar las posibles responsabilidades civiles que se deriven de los presuntos delitos cometidos.

El magistrado estimó que ya ha “transcurrido con notorio exceso el plazo concedido sin que se haya presentado la fianza exigida”, motivo por el cual procedió a ordenar los embargos.

Urdangarin está imputado en este proceso desde diciembre de 2011 y prestó declaración ante el juez en dos ocasiones, en febrero de 2012 y el 23 de febrero del presente año.

En su más reciente comparecencia ante el juez, se esforzó por desvincular a la Corona y a su propia esposa de este escándalo.

Tuvo entonces que responder sobre el supuesto desvío de unos seis millones de euros de los gobiernos autonómicos balear y valenciano a la fundación Nóos, entidad sin ánimo de lucro que habría recibido elevadas sumas de dinero público y lo desvió de forma fraudulenta.

El denominado caso Nóos supuso un serio revés para los esfuerzos de la Casa Real por recuperar la confianza de los ciudadanos en uno de los peores momentos de popularidad para la institución monárquica.

Comentarios con Facebook